El informe de Applus descarta la “solución definitiva” para la EDAR

Visita a la EDAR de Caneliñas con Ethel Vázquez y Rey Varela
|

Los problemas en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Prioriño están causados “por deficiencias de ejecución”. La fisuración se debe a “retracción del hormigón” y además “la solución constructiva ha favorecido la formación de fugas”, según recoge el informe de Applus al que ha podido acceder este periódico. “La fisuración en muros y canales fue causada por retracción del hormigón [un problema asociado al fraguado], pudiendo haber sido potenciada además por el tipo de cemento que se haya utilizado e incluso por las condiciones ambientales a las que hayan estado expuestos estos elementos afectados. Transcurridos ya cinco años desde su construcción no es de esperar que esta fisuración se vea incrementada, al menos de forma significativa”, avanzan.
El análisis de las patologías y las propuestas de actuación en esta infraestructura –cuyo resultado asumen Concello, Xunta y el Ministerio de Medio Ambiente– concluye que “la solución definitiva es el tratamiento integral por el interior de todos estos depósitos y canaletas”. Sin embargo, “consideramos que es una actuación desproporcionada para solucionar filtraciones puntuales. Y de un importe económico elevadísimo, pensando ya solamente en vaciar la biolita de los depósitos del tratamiento biológico”. Estiman que “un tratamiento integral recubriendo el interior de estos elementos sería apropiado en fase de construcción” y, dado que han pasado varios años, lo que proponen son “soluciones específicas aplicables directamente en el punto donde se manifiestan las filtraciones”. No obstante, “consideramos que ciertos elementos deben ser tratados íntegramente por la trascendencia que puedan tener fugas que se produzcan en ellos a los espacios visitables”.
Los técnicos de Applus visitaron la EDAR los días 1, 2 y 3 de diciembre, además del 16 del mismo mes. Sin embargo, no pudieron comprobar el funcionamiento de toda la planta puesto que esta está “en fase de puesta en servicio” y “solo hemos podido observar las filtraciones que se producen de aquellas zonas con contenido de líquido en esos días”. Son las que se corresponden con dos depósitos lamelares, uno de fangos, otro de biolita, uno abierto de agua tratada y también canales. También tomaron cuatro muestras de hormigón para comprobar su resistencia.
La solución para los tanques de fangos pasa por completar su impermeabilización interna que había sido hecha parcialmente por Emafesa. Para los canales proponen una solución integral en la que también se extienda la impermeabilizacion. Para los decantadores lamelares y los tanques de tratamiento biológico se apunta la inyección en los focos de fugas y en las fisuras y en las soleras de corredores deben disponerse drenajes en las juntas de dilatación y sellar las fisuras con resina epoxi. También proponen sellar la junta de las claraboyas en la sala de entrada de agua bruta. 

coste
El Concello maneja varios presupuestos para hacer frente a estas actuaciones pero todavía deben concretarse las cantidades sobre el terreno. En cualquier caso, sería una cantidad inferior al medio millón de euros que reclamó en su día Urbaser-Socamex para solucionar las deficiencias de la EDAR (que salieron a la luz solo después de que en agosto los concejales de Ferrol en Común y el PSOE denunciasen que la planta no estaba depurando). Sería un coste que tendría que asumir la empresa constructora (Acciona) puesto que la responsabilidad en deficiencias de construcción perdura durante años. Se espera poder llegar a un acuerdo y, de lo contrario, el Concello se haría cargo del gasto, que después se reclamaría por vía judicial.
El alcalde, Jorge Suárez, confirmaba ayer que está pendiente de una reunión con Augas de Galicia para dar una solución a este tema –previsiblemente será la próxima semana–.

El informe de Applus descarta la “solución definitiva” para la EDAR