Solidaridad con los activistas del Pazo de Meirás

|

"Queremos hacer llegar toda nuestra solidaridad en su lucha pacífica y contra el franquismo para que el Pazo de Meirás vuelva al pueblo gallego y les trasladamos nuestra determinación a seguir este asunto", señaló en una conferencia de prensa la eurodiputada gallega Ana Miranda, del BNG.

La Fundación Francisco Franco y la familia del dictador denunciaron a los "19 de Meirás" que acudieron al Pazo de Meirás, en el municipio coruñés de Sada, para simbólicamente reclamar que deje de ser de la familia del dictador y pase a ser de titularidad pública, alegado que la propiedad fue objeto de expolio.

Los activistas aspiraban también a reclamar, además de esa propiedad en la que Franco y sus familiares acostumbraban a pasar sus vacaciones veraniegas y largas temporadas, otros bienes que detentan los herederos de Franco como la coruñesa Casa Cornide o unas estatuas del Maestro Mateo de la catedral de Santiago, asuntos que están en proceso judicial.

El exedil de la localidad coruñesa de Sada y escritor Carlos Babío y el miembro del colectivo de los "19 de Meirás" Néstor Rego explicaron a Efe que viajaron a Bruselas para explicar su "vergonzoso" caso.

Apuntaron que la situación de los familiares de Franco en España constituye una "anomalía democrática impensable" en Alemania con Adolf Hitler o en Italia con Benito Mussolini.

Los militantes nacionalistas gallegos que participaron en ese acto se enfrentan a penas de trece años de prisión cada uno y multas de hasta medio millón de euros por violación de morada, con el agravante de violencia o intimidación, así como delitos de odio y daño a la propiedad.

Miranda denunció que España mantenga todavía instituciones privadas como la Fundación Francisco Franco, que pretendía hacer apología de la dictadura, y consideró que debería ser ilegalizada tras una resolución contra el fascismo adoptada por el Parlamento Europeo en octubre pasado.EFE

 

Solidaridad con los activistas del Pazo de Meirás