Gómez Noya calibra sus fuerzas en el Challenge de Praga

Javi Gómez Noya está centrado esta campaña en la larga distancia |
|

La final del Campeonato del Mundo de distancia Ironman, que en octubre se disputará en la localidad hawaiana de Kona, es el objetivo prioritario de esta temporada para Javier Gómez Noya. Desde que dio el salto a la larga distancia, el ferrolano ha medido mucho los tiempos de su preparación para que este tránsito sea satisfactorio. En los últimos meses no se ha prodigado demasiado en competición, pero cada vez que se cuelga el dorsal, independientemente de cuál sea el formato, la vitola de favorito lo “persigue”.
Con él saltará esta mañana a las aguas del río Moldava para dirimir, a partir de las doce, los 1.900 metros del sector ciclista del Challenge de Praga. Una competición que contará también con 90 kilómetros de ciclismo y 21 de carrera a pie en una de las ciudades emblemáticas del corazón de Europa. Esta es la primera competición a la que Gómez Noya hace frente desde que el 10 de junio acabó segundo en Cairns, en su debut en un ironman. El departamental, que no opta a la general de la franquicia Challenge, lo afronta como una etapa más de su puesta a punto, pero con él las cosas nunca se hacen a medias y siempre que se viste de corto lo hace con aspiraciones de victoria. 
Nombres como el de Peter  Heaweryck, Maurice Clavel o Jareslav Kovacic figuran entre sus grandes adversarios, pero sin duda el duelo más prometedor y atractivo para el público español será el que protagonice con el también gallego Pablo Dapena. Ambos mantienen desde hace tiempo una relación muy estrecha. Compañeros de entrenamiento, en ocasiones Gómez Noya ha agradecido públicamente a su compañero ese trabajo conjunto, determinante en esta nueva etapa.
Pero ahora, los amigos serán también rivales y lo serán en una prueba que, si bien no tienen grandes alicientes para el ferrolano más allá de añadir una muesca más en su palmarés; para Dapena es vital en sus aspiraciones. Tras su flamante título de campeón del mundo de larga distancia, el gallego lucha ahora por el entorchado del circuito Challenge. En las cuatro pruebas disputadas hasta ahora logró dos victorias y dos segundos puestos y eso lo convierte en uno de los candidatos al título final, dotado con 26.000 euros de premio. A solo 150 puntos del líder actual, Sebastian Kienle, los puntos hoy en juego son vitales para Dapena y él y Gómez Noya lo saben. Un duelo que promete emociones fuertes y que, previsiblemente, se resolverá en el último tramo de carrera a pie. l

Gómez Noya calibra sus fuerzas en el Challenge de Praga