Las llamas devastaron en Galicia más de 15.000 hectáreas en lo que va de año

el monte pindo quedó arrasado por el fuego, mientras los conselleiros se interesan por las labores de brigadistas e investigadores efe
|

Las fuerzas de seguridad peinan el monte gallego “hasta con lupa” para esclarecer la autoría de los incendios forestales, que en lo que va de año han devastado 15.000 hectáreas forestales en Galicia y unas 140 personas han sido detenidas por su presunta autoría de los fuegos.

No es una metáfora. En el maletín con los utensilios que la Policía y la Guardia Civil emplean estos complicados días para investigar el fuego sobre el territorio figuran lupas con las que los investigadores escudriñan cada palmo de terreno en la búsqueda de los autores de esta lacra.

El pasado fin de semana, los fuegos arrasaron el monte Pindo, un espacio de gran valor ecológico, o las también singulares tierras de A Fonsagrada, reserva de la biosfera, unos fuegos que figuran entre los miles de hectáreas calcinadas en estos días de calor.

Ayer, la Policía y la Guardia Civil explicaron al vicepresidente Alfonso Rueda; la titular de Medio Rural, Rosa Quintana, y el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, aspectos de sus investigaciones para detener a los autores de los fuegos, intencionados, en opinión de la Xunta.

Por su parte, Rueda subrayó, respecto a las demandas para que se declare parque natural el monte Pindo, que la actual calificación de este espacio, arrasado por las llamas, es “plenamente válida” y que la distinción “no aportaría ningún beneficio que no se estuviese produciendo ya”.

Preguntado por la petición de zona catastrófica demandada por el ayuntamiento, manifestó que todavía hay que evaluar los daños, puesto que el fuego fue extinguido hace pocas horas.

“Después decidiremos: en todo caso, junto a estas peticiones, echo de menos a veces que hagamos un aviso para potenciales incendiarios” e insistió en que el Gobierno gallego promoverá que los pirómanos paguen los costes de la extinción de los fuegos “de su bolsillo”.

Sobre la demanda de diversos colectivos de que el monte Pindo de Carnota sea Parque Natural para prevenir mejor el fuego, Rueda insistió en todo momento en que, “con todos los respetos”, la actual calificación de este espacio, que está en Red Natura 2000, cuenta con una figura de protección “plenamente válida”.

La declaración “no aportaría, desde el punto de la prevención y de evitar un incendio, ningún beneficio que no se estuviera produciendo ya” y, una vez que, “por desgracia”, se produjo el fuego en esta zona, ahora es preciso intentar “identificar y detener al que lo causó”.

Preguntado por si hay constancia de que este año hay más fuegos intencionados que en otras épocas, Rueda subrayó que, “por desgracia, en todas las épocas hay muchos incendios provocados, la inmensa mayoría”. n

Las llamas devastaron en Galicia más de 15.000 hectáreas en lo que va de año