El patrullero con base en Ferrol “Serviola” libera un buque nigeriano retenido por nueve piratas

|

El patrullero de la clase P71 “Serviola”, que tiene su base en el Arsenal Militar de Ferrol, liberó el martes un buque mercante con bandera nigeriana que había sido asaltado por piratas en las aguas del Golfo de Guinea, donde operaba. Al parecer, los piratas llevaban cuatro días abordo de la embarcación tomada, de 70 metros de eslora y 10 de manga, que abandonaron en una lancha rápida tipo esquife (utilizado habitualmente por los que operan en la zona) cuando vieron que se aproximaba el buque español.

Según Defensa, el “Serviola” se topó con la embarcación secuestrada en su camino hacia Santo Tomé y Príncipe tras detectar a un buque mercante que seguía patrones de comportamiento atípicos. 

Desde el patrullero se realizaron varios avisos para contactar con la tripulación del barco y, al no recibir respuesta a las llamadas de radio, decidieron aproximarse para investigar las causas de su silencio. Una vez iniciaron las maniobras de aproximación pudieron comprobar que una pequeña embarcación se alejaba a gran velocidad de la zona. En ese instante el capitán del buque mercante informó por radio de que habían sido secuestrados hacía ya cuatro días. La rápida aproximación del “Serviola” y las reiteradas llamadas por radio generaron el miedo en los asaltantes, que decidieron abandonar el barco, con capacidad para una dotación de 60 personas.

El grupo de piratas estaba integrado por nueve miembros armados todos ellos con fusiles AK-47 (Kalashnikov) y dispositivos lanza granadas.

El capitán del mercante también explicó a la tripulación del “Serviola” que no había podido responder a sus llamadas por radio al encontrarse coaccionado por los piratas, quienes lo encañonaban con sus armas. Asimismo, según el testimonio de los retenidos, durante los cuatro días de secuestro los piratas sustrajeron el dinero que hallaron en el barco y todos los objetos de valor de su dotación, compuesta por doce hombres de nacionalidad nigeriana, además de gran parte de los víveres que portaban. 

Después de suministrar la comida y bebida para toda la dotación del mercante para una jornada completa, el patrullero prosiguió con sus labores de vigilancia y seguridad marítima. Por su parte, el buque liberado puso rumbo directo al puerto de Lagos, en Nigeria, para abastecerse y realizar las gestiones oportunas para proseguir su viaje.

Cooperación 
Como se recordará, el patrullero de altura “Serviola” zarpó de Ferrol el pasado 1 de marzo hacia el Golfo de Guinea en un despliegue de cuatro meses del que se cumple ya el primero y que estará dividido en tres fases en las que el permanecerá integrado en la estructura operativa de las Fuerzas Armadas (FAS). 

En su primera etapa, de casi un mes, el buque se trasladó hasta aguas del Golfo de Guinea, un periplo que incluyó actividades de seguridad cooperativa con las marinas de Mauritania y Cabo Verde. 

En la segunda fase, en la que se encuentra ahora, el patrullero permanecerá desplegado en aguas del referido golfo y llevará a cabo actividades de vigilancia en el ámbito marítimo de Costa de Marfil, Ghana, Camerún, Angola, Gabón, Santo Tomé y Príncipe, y Nigeria con el fin de incrementar conocimientos y ayudar a reforzar las capacidades de los países ribereños, amenazados por la acción continua de numerosas bandas de piratas.

Asimismo, en la última fase de la misión el “Serviola” realizará actividades de seguridad cooperativa en Senegal y también en Cabo Verde, así como con Marruecos. Además, al igual que sucedió con el patrullero “Centinela” en el segundo semestre del año pasado, el “Serviola” apoyará el Plan de Diplomacia de la Defensa, colaborando con los países costeros de Guinea en el desarrollo de sus capacidades y contribuyendo al incremento de la seguridad.

El patrullero con base en Ferrol “Serviola” libera un buque nigeriano retenido por nueve piratas