EE.UU. rechaza que grandes bancos estén "por encima de la ley" por su tamaño

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder. EFE/Archivo
|

El secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, rechazó hoy que haya entidades financieras que estén "por encima de la ley" por su dimensión, al señalar que su departamento trabaja en varias investigaciones que pueden desembocar en cargos criminales.

"No existe algo como un 'banco demasiado grande para ser encarcelado'. Algunos usan esta frase para describir la teoría de que ciertas instituciones financieras, incluso si están implicadas en conductas criminales, deben ser consideradas inmunes a la investigación debido a su tamaño y peso económico", dijo Holder en su mensaje de vídeo semanal.

El secretario de Justicia destacó que esa visión es "errónea" y subrayó que "no hay individuo o entidad, sin importar lo grande o rentable que sea, que esté por encima de la ley".

Aunque evitó citar los nombres de las entidades bajo investigación, éstas se centran en torno a Credit Suisse y BNP Paribas por supuesto blanqueo de dinero y evasión fiscal.

En el caso de BNP, las autoridades de EE.UU. investigan sus supuestas violaciones de las sanciones económicas impuestas por Washington a países como Irán o Sudán; mientras que el caso abierto contra Credit Suisse se centra en el presunto ofrecimiento de refugios fiscales ilegales a ciudadanos estadounidenses.

Holder dijo que está "personalmente vigilando el estado de estas investigaciones en marcha".

No obstante, reconoció la importancia de coordinar estas actuaciones con los reguladores financieros correspondientes, como la Reserva Federal (Fed) para evitar consecuencias sobre el sistema financiero general.

"Sería irresponsable no considerar este hecho. Esta cooperación será clave en las próximas semanas y meses a medida que el Departamento de Justicia avanza en varias importantes investigaciones", agregó.

Holder había sido criticado el año pasado cuando apuntó la dificultad de investigar determinados delitos cometidos por grandes instituciones financieras con tal peso que podrían dañar la economía estadounidense en general.

EE.UU. rechaza que grandes bancos estén "por encima de la ley" por su tamaño