Urbanismo quiere que en verano las terrazas de la ciudad sean legales

Terrazas calle María
|

Tras meses de trabajo para la aplicación de la ordenanza reguladora de terrazas de hostelería de la ciudad, el área de Urbanismo ha cedido en algunas cuestiones ante las demandas de los hosteleros con el fin de que se pueda compatibilizar al máximo la necesidades del sector con la idea del ejecutivo de hacer una ciudad más humana y accesible y de que en verano se pueda contar ya con terrazas legales.
En este sentido, habrá cuestiones que, pese a las reclamaciones de algunos hosteleros, no se aceptarán de ninguna manera, como la colocación de toldos o parapetos  que conviertan las terrazas en una ampliación del local en plena calle, tal y como explicó la edila del área, María Fernández. Ahora bien, otros aspectos concretos podrán ser estudiados y el Concello está abierto a la presentación de proyectos por parte de los hosteleros, al igual que a aportaciones de los grupos de la oposición, tal y como se expresó ayer en el seno de la comisión de Urbanismo.

cambios
De hecho, la ordenanza tal y como está aprobada actualmente ya va a contar con algunas modificaciones concretas, que tardarán algún tiempo en estar en vigor. Se trata, como informó María Fernández, de la posible colocación de terrazas en plazas de aparcamiento, en aquellos casos en los que no tengan el suficiente ancho de acera para poder instalar una terraza en su establecimiento, y siempre con un informe favorable de la Policía Local. 
Otro de los cambios será la permisión de anclajes de determinados elementos al suelo, teniendo en cuenta que es en una zona ventosa e inestable que a veces perjudica la colocación de sombrillas o paravientos si no se usa un anclaje. Este se podrá realizar solo en aquellas zonas en las que el pavimento no esté catalogado y que sea de fácil reposición. Los hosteleros deberán entregar un aval que garantice la reposición en caso de daños.
Otra de las reclamaciones atendidas y que se recogerán en las modificaciones será la posibilidad de instalación de terrazas temporales, tanto en épocas festivas –fiestas, Navidad o Semana Santa– como en períodos de seis meses.
Estos tres cambios todavía no estarán en vigor, ya que, como explicó la responsable de Urbanismo, exige de un período largo de tiempo de tramitación, por eso, “la concesión de licencias se realizará en las condiciones de la ordenanza actual, si bien se puede presentar toda la documentación conforme a estas nuevas indicaciones”.

infracciones
Pese al tiempo que se lleva hablando de la regularización, lo cierto es que, como reconoció la concejala, no hay ninguna terraza que tenga la licencia, aunque sí los informes favorables tanto de la Policía Local como de Patrimonio y solo falta otorgársela. Tampoco ha habido, por el momento, ninguna sanción por colocación irregular de terrazas, ya que, como recalcó la edila, “no tiene afán recaudatorio” y lo que se busca es llegar a acuerdos aunque, matizó, “si no se puede conseguir cumplir lo mínimo que se pide, habrá que sancionar”. De hecho, ni siquiera se están pagando las tasas por terraza.
En este sentido, Fernández Lemos se muestra sorprendida que pese a haber tenido más de 20 reuniones con hosteleros, el debate, en algunos casos, siga siendo el mismo que al principio y “pese a que intentamos ser pacientes”, explicó la edil, “a veces traen la misma propuesta todas las veces y no por eso se puede aceptar cualquier terraza”.

Urbanismo quiere que en verano las terrazas de la ciudad sean legales