Langtry invita a acogerse a las medidas de flexibilización de pago de impuestos

|

El concejal de Economía, Alejandro Langtry, aprovechó que se encuentra en período de cobro voluntario el Impuesto de Bienes Inmuebles –se puede abonar hasta el 20 de noviembre– para recordar a los ferrolanos las medidas de “flexibilización” que el Concello tiene establecidas desde hace años pero que, según el edil, no son lo suficientemente conocidas.
Una de las fórmulas establecidas por el Ayuntamiento para facilitar el abono de los tributos municipales es, explicó Langtry, la posibilidad de establecer tres pagos para el cobro de todos los impuestos que se recaudan a lo largo del año. De este modo, se pasarían tres recibos el 5 de marzo, el 5 de julio y el 5 de noviembre, con lo que el contribuyente conoce ya las fechas en las que se tendrá que pagar. El concejal puntualizó que las dos primeras cuantías se pasan haciendo una estimación  del coste –en función de lo tributado en el ejercicio anterior–, que se ajustará en el último recibo.
Otra vía de flexibilización es el pago aplazado o fraccionado de las deudas municipales, en estos casos con el interés correspondiente que, incidió el responsable municipal de Economía, siempre resultará más barato que realizando esta operación a través de un banco.

fraccionamiento
Langtry indicó que la fórmula que tiene establecida el Concello es que el abono de los importes de hasta 750 euros pueda dividirse hasta en nueve meses, hasta 1.500 en 18, hasta 3.000 en 24 y  por encima de esta cantidad en 36. Destacó el concejal que Ferrol es la ciudad gallega con mejores condiciones de fraccionamiento, porque la media está en un máximo de 24 meses.
En estos momentos se han acogido a la modalidad de pago dividido un total de 494 ferrolanos, mientras que han optado por el aplazado –que suele concederse para cuantías inferiores a las señaladas– 23.  El edil aclaró que este sistema de fraccionamiento puede aplicarse para todas las deudas vencidas, entre ellas impagos de recibos como el del agua o incluso multas de tráfico, e invitó a quienes consideren que tienen unas circunstancias excepcionales que no se solucionarían a través de estas fórmulas a dirigirse al Concello porque “a situaciones excepcionales, medidas excepcionales”.
Alejandro Langtry ha querido insistir en difundir estas posibilidades de pago coincidiendo con el cobro del IBI porque se trata de un impuesto elevado que para muchos ferrolanos quizá resulte más fácil de abonar acogiéndose a alguna de ellas.
La popularmente conocida como “contribución” será todavía este año un poco más cara que el anterior, porque continúa la actualización de la base de cálculo del valor catastral. El concejal recordó que en 2003 se llevó a cabo una actualización del catastro que incrementó notablemente los valores, de modo que el Concello optó por no aplicar la subida de golpe sino escalonadamente a lo largo de diez años y subiendo un 10% en cada ejercicio. El tipo –el porcentaje que establece el Ayuntamiento– lleva años congelado, pero crece la base de cálculo, por lo que el contribuyente  sigue viendo que el recibo es más caro. Sin embargo, este es el último año en que se produce esta circunstancia. En 2014, si no sube el tipo –y no está previsto que lo haga– se pagará lo mismo que este año.
Por último, Lantry recordó que también es posible pagar los impuestos a través de la web municipal, con certificado digital o tarjeta de crédito. n

Langtry invita a acogerse a las medidas de flexibilización de pago de impuestos