El mundo alcanza casi los 2,5 millones de casos y supera las 169.000 víctimas mortales

Países como México restringen la asistencia a entierros y funerales | efe
|

Los casos de Covid-19 confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) alcanzaron la cifra de 2,47 millones, con más de 80.000 infecciones diagnosticadas en las últimas 24 horas.

Los fallecidos en todo el planeta ascienden a 169.006, más de 6.000 reportados después de la anterior actualización diaria de la OMS, lo que supone un nuevo repunte tanto en el número de nuevos casos como en el de muertes.

 

Europa

Europa, con 1,21 millones de infecciones, sigue concentrando la mitad de los contagios en el planeta, seguida de América, con 925.000 casos, y podría superar el millón de afectados antes del final de esta semana.

Sin embargo, en número de fallecidos, Europa, con más de 106.000 muertos, supera con mucho los más de 42.000 fallecimientos del continente americano. Estados Unidos, España, Italia, Alemania, el Reino Unido y Francia se mantienen, por este orden, como los países más afectados en número de casos.

De los seis países, España, Italia, Alemania y Francia muestran en sus gráficos curvas descendentes en número de infecciones desde principios de mes, aunque con algunos repuntes en determinadas jornadas.

El Reino Unido y Estados Unidos, que podrían haber alcanzado sus picos a mediados de abril, aún no muestran claras tendencias descendentes.

Según las estadísticas de las autoridades sanitarias, los pacientes recuperados en el planeta superaron la línea de los 700.000, mientras que los que se encuentran en estado grave o crítico se mantienen, como en días anteriores, en torno a los 57.000.

 

Estudio

Sin embargo, la pandemia habría causado ya hasta 41.102 muertes en el Reino Unido, de acuerdo con un estudio publicado por el diario Financial Times (FT), que dobla las cifras oficiales sobre fallecimientos a raíz del virus.

La investigación, elaborada a partir de la información de la Oficina Nacional de Estadística (ONS), estima que la cifra real de decesos podría ser mucho mayor a las 17.337 contabilizadas este martes.

Los datos de nuevas muertes y contagios en el Reino Unido se actualizan a diario, pero solo recogen los fallecimientos ocurridos en hospitales y en pacientes que dieron positivo por Covid-19, por lo que el informe del FT tiene en cuenta también los decesos fuera de los centros hospitalarios.

El análisis sostiene que el pico de muertes en el Reino Unido se produjo el 8 de abril, con una tasa de mortalidad que ha disminuido gradualmente desde entonces, a pesar de las 823 sucedidas este martes, un aumento considerable desde las 449 registradas la jornada anterior.

 

Inglaterra y Gales

Los fallecimientos durante la semana que terminó el 10 de abril (18.516) fueron un 75% superiores a lo habitual en Inglaterra y Gales, el nivel más alto en más de 20 años, y un patrón similar al que se vivió en Escocia e Irlanda del Norte. La media de muertes durante cinco años en esta misma semana del año era hasta ahora de 10.520 decesos.

El director de Análisis de Salud de la ONS, Nick Stripe, dijo que se trata de una cifra “sin precedentes”, especialmente porque el país gozó de un clima soleado y cálido a las puertas de las festividades de Pascua.

El número de decesos en el Reino Unido ha pasado de estar por debajo del promedio calculado a largo plazo a muy por encima de él.

El profesor de Medicina de la Universidad de Oxford Carl Henegan afirmó que las consecuencias mortales del coronavirus están siendo mucho más significativas que las de un brote grave de gripe estacional.

 

Brote de gripe

“No creo que hayamos visto un aumento tan fuerte en las muertes a este ritmo”, señaló y precisó que si el brote de gripe entre 2017 y 2018 pudo haber arrebatado la vida de 50.000 británicos, no hizo sonar las alarmas porque los fallecimientos se produjeron “durante muchas semanas”.

Según la ONS, las defunciones en hogares y residencias también han aumentado significativamente durante la pandemia y, solo en la semana que acabó el 10 de abril, alcanzaron las 4.927, , casi el doble de las 2.471 ocurridas un mes antes.

El mundo alcanza casi los 2,5 millones de casos y supera las 169.000 víctimas mortales