El estado de las pistas del rural se suma a las denuncias por los retrasos en desbroces

La bajada de Lobadiz es transitada por buceadores y paseantes, con peligro de accidente jorge meis
|

Potenciar el entorno rural de la ciudad de Ferrol como punto de interés turístico, promocionar distintas rutas por las parroquias o animar a la gente a disfrutar de las inmediaciones de los arenales choca con el escaso mantenimiento que se lleva a cabo desde las administraciones.
Así al menos lo consideran tanto los vecinos –sus representantes se manifestaron en varias ocasiones por la falta de actuaciones en las parroquias– como las entidades ecologistas y medioambientales que denuncian la imposibilidad de acceder a determinados puntos y, sobre todo, la falta de seguridad y dificultades de prestar auxilio rápido en el caso de que se produzcan accidentes.
Y es que en estas fechas el buen tiempo ha favorecido la masiva afluencia de visitantes al entorno de las playas, realizando rutas a pie y accediendo por caminos y pistas, inaccesibles para vehículos particulares por la cantidad de baches.
En este sentido, no es la primera vez que la bajada de Lobadiz recibe críticas por lo difícil que es transitar por ella. Ante la imposibilidad de utilizar el coche, estos se aparcan en la zona elevada para realizar la bajada a pie. El mal estado del camino, sin embargo, impediría el acceso de una ambulancia u otros servicios en caso de que se produjese algún accidente. La cala situada al final del camino o el castro de la zona son espacios visitados este verano en esta localidad, pese al mal estado del acceso, además de ser un espacio frecuentado por submarinistas.
Aunque no correspondería al Concello, los vecinos reclaman que este tome las medidas oportunas para que se mejoren estos caminos.
Lo mismo sucede con las pistas del entorno de As Cabazas, por las que sí pueden circular vehículos, aunque con el riesgo de “dejarse el coche” en el asfalto, como denuncian los que la frecuentan.

El estado de las pistas del rural se suma a las denuncias por los retrasos en desbroces