Feijóo promete cinco leyes y 50 medidas para luchar contra la corrupción

|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, comprometió ayer en el Parlamento 50 medidas de impulso democrático con las que pretende “convertir a Galicia en una de las regiones más transparentes de España y de Europa” y que le darán “la oportunidad de liderar la ejemplaridad en la lucha contra la corrupción”.

Para este fin pidió a la oposición que aparque sus actitudes “cortoplacistas, que son efímeras”, porque Galicia podrá liderar la ejemplaridad contra la corrupción y lo va a conseguir, “con ustedes o sin ustedes”, aseguró Núñez Feijóo durante la celebración de un pleno extraordinario en el Parlamento gallego.

Feijóo comprometió la presentación de cinco leyes en el Parlamento en los próximos 50 días que tienen por objetivo lograr mayor transparencia y control de la actividad pública, aumentar la participación ciudadana y ponérselo más difícil a los que se quieren aprovechar del sistema.

Las leyes son de transparencia y buen gobierno, de asistencia jurídica para altos cargos, del Consello de Contas, de financiación de partidos y de participación ciudadana.

pedir disculpas

Núñez Feijóo planteó su comparecencia como una serie de propuestas, dijo que no le gustaría que el debate fuese “un ejercicio inútil de ‘y tú más” y señaló que todos deberían hacer “examen de conciencia y pedir disculpas por no estar a la altura, por haber confiado en personas que no lo merecían, por no ser capaces de controlar de modo más férreo muchos asuntos”.

“Y por abusar y generalizar y ver la corrupción como un problema exclusivamente de los otros partidos”, indicó.

Núñez Feijóo avanzó que este mismo jueves el Gobierno gallego aprobará un plan de transparencia, en el que está incluido el compromiso de elaborar una nueva ley de transparencia y buen gobierno.

La ley definirá la transparencia, creará un portal de transparencia y gobierno abierto, regulará el derecho ciudadano a recibir asistencia de la administración para el ejercicio de su derecho de acceso a la información pública, limitará las actuaciones de los gobiernos en funciones, los procesos de traspasos de poderes, entre otras cuestiones.

También prevé la publicación “de los liberados sindicales y del coste que generan”, los vehículos oficiales y su uso, así como el gasto en personal eventual por departamento y su evolución y medidas más restrictivas sobre incompatibilidades para los altos cargos.

“Los corruptos ocupan, actúan o pueden actuar en todos los partidos, pero en realidad no son de ningún partido. La experiencia dice que no existen siglas ni ideología que esté libre de comportamientos inmorales y algunos claramente delictivos”, proclamó el presidente gallego, que aseguró que solo “entre todos” se restaurará la confianza en los políticos.

Núñez Feijóo avanzó que este mismo jueves el Gobierno gallego aprobará un plan de transparencia, en el que está incluido el compromiso de elaborar una nueva ley de transparencia.

Esta nueva ley pretende ser más exigente que la estatal y la autonómica que está en vigor y en su elaboración se tendrán en cuenta las “sugerencias” de los ciudadanos a través del denominado Foro de participación, que se pondrá en marcha.

Para concluir el debate, Núñez Feijóo opinó que los grupos no habían estado a la altura de lo que esperaban los ciudadanos, por lo que consideró que hacen un “flaco favor” al país.

En cualquier caso aseguró que el grupo mayoritario, el PP, y el Gobierno gallego no van a parar y van a aprobar las medidas para “convertir a Galicia en una de las regiones más transparentes de España y de Europa”.

Feijóo promete cinco leyes y 50 medidas para luchar contra la corrupción