La mayoría de los aparcamientos irregulares son en carga y descarga

Policía Municipal multa carga y descarga
|

La Policía Local puso en marcha a finales del pasado mes y a principios de este –concretamente del 24 de abril al 5 de mayo– una campaña específica de control de estacionamiento en la ciudad.
La medida, al margen de los controles rutinarios que llevan a cabo los agentes por las calles, partió de la información con la que ya contaba el cuerpo tanto de oficio como a requerimiento de los ciudadanos a través  de llamadas telefónicas y peticiones de los últimos meses, con el objetivo de fijar las zonas más conflictivas en cuanto a estacionamiento y a incumplimiento del mismo.
Zonas conflictivas
De este modo se prestó especial atención aquellos viales, plazas y espacios públicos en los que se observan más infracciones y se ocasionan más molestias, tanto a los peatones como a otros vehículos con prioridad.
Los barrios del Ensanche A y B, Esteiro, Caranza y A Magdalena son los que fueron objeto de control más exhaustivo y las vías urbanas a las que se prestó especial atención, como resultado de las quejas y las observaciones de infracciones, fueron la avenida de Esteiro, calle San Salvador, plaza de Amboage, plaza do Inferniño, Galicia, Callao o calle Alegre.
La campaña de control de la indisciplina en el estacionamiento en zona urbana se llevó a cabo en dos fases, una primera preventiva-disuasoria y otra ejecutiva-sancionadora, y tomaron parte  agentes de la Policía Local que trabajaron en tres turnos.
Los resultados de la campaña  durante las dos semanas que se llevó a cabo puso de manifiesto que la mayor parte de las incidencias son las referidas a infracciones por estacionamientos en zonas habilitadas para carga y descarga –38,50%– y por aparcar sobre las aceras –26,08%–, lo que suponen ya la mayoría de las sanciones impuestas –un 65%–.
Líneas amarillas 
Así, es frecuente ver cómo no se respetan los horarios de aparcamiento reservado para carga y descarga, que en la mayoría de las zonas amarillas funciona en horario de mañana y tarde y cómo los coches montan las aceras para paradas de escasa duración, pero que pueden interrumpir el paso.
Los agentes también procedieron a señalar otras infracciones de aparcamiento en estas zonas como las de ocupar los carriles de circulación con vehículos parados –8,07%–, estacionar en lugares señalizados como vados permanentes –4,96%– debidamente señalizados, en las paradas de bus o en zonas en las que se indica explícitamente con señales la prohibición o restricción del estacionamiento –4,34%–. l

La mayoría de los aparcamientos irregulares son en carga y descarga