El equipo español de Miguel Alvariño no pudo pasar de los cuartos de final

|

Miguel Alvariño se despidió ayer de la Copa del Mundo de Shanghai con la quinta posición en la competición por equipos de arco recurvo, en el que compartió línea de tiro con Antonio Fernández y Juan Ignacio Rodríguez. Los buenos resultados de todos ellos en el “round” permitió a España partir como segunda cabeza de serie en unas eliminatorias directas, en las que la selección de Canadá fue su primer rival en octavos de final.
Muy regular, el conjunto de Miguel Alvariño resolvió sin problemas los dos primeros sets, con una puntuación de 51-54 y 52-54 –cada escuadra lanzaba seis flechas en cada entrada, por lo tanto el máximo de puntos posibles era de 60–. En el siguiente sufrió un pequeño bajón en su precisión (55-51) y ello permitió a Canadá forzar el cuarto set. España, sin embargo, se rehizo y, con su mejor porcentaje de acierto, resolvió el duelo en ese parcial (54-55) que se decidió por un único punto de diferencia.
En cuartos, España se vio las caras con el equipo holandés, encabezado por uno de los arqueros que luchará por la medalla de bronce, Rick Van der Ver. Y no es que la formación de los Países Bajos, que había derrotado previamente a Ucrania, tuviese un rendimiento espectacular, pero sí lo suficientemente preciso como para superar por la vía rápida (6-0) a un conjunto español que no tiró tan bien como en la ronda previa (53-52, 54-52 y 56-52).
Miguel Alvariño se despide así de una Copa del Mundo, la primera de su prometedora carrera, en la que el arquero del Sílex de As Pontes dejó probada muestra de su calidad en un “round” clasificatorio en el que, a medida que fue entonándose, mejoró su rendimiento hasta finalizar en una magnífica tercera posición. A nivel individual, Alvariño logró la novena plaza tras caer en cuartos de final; mientras que, por conjuntos, a esta quinta posición hay que sumarle la novena en la cita mixta. n

El equipo español de Miguel Alvariño no pudo pasar de los cuartos de final