El Concello presentará la propuesta del ARI de Recimil a finales de mes

Portales 26 al 28 de la plaza de España
|

El Concello de Ferrol pedirá este mismo mes al Instituto Galego de Vivenda e Solo que declare Área de Rehabilitación Integral el barrio de Recimil. El departamento que coordina Esther Leira le dará en estas semanas el impulso definitivo a una documentación que ya está muy avanzada. Se marcan como fecha límite febrero. Desde el gobierno local se pretende que esta declaración, en el caso de concederse, permita acceder a ayudas de otras administraciones para rehabilitar y mejorar el aspecto de una zona en la que, a la par, se quiere solucionar el eterno problema de inquilinos históricos sin contrato y desarrollar un plan de intervención sociocomunitaria que reduzca la conflictividad vecinal.
Los técnicos urbanísticos han elaborado distintos informes de lesiones sobre bloques concretos (como los números 26, 27 y 28 de la plaza de España) y también han realizado inspecciones externas e internas en toda la barriada para hacer un diagnóstico de su estado general y de las actuaciones que habría que llevar a cabo. Los principales problemas detectados tienen que ver con humedades e incluyen filtraciones y roturas en cubiertas y balcones o en las bajantes (tuberías de desagüe).
“Estes informes de lesións e patoloxías fixéronse en bloques concretos e tamén a pé dos edificios para incorporar á memoria da solicitude de ARI”, explica la concejala de Rehabilitación, Esther Leira. “Aí reflíctese a situación da construción a día de hoxe en Recimil para poder solicitar axudas”.

el ejemplo de esteiro
Los barrios de A Magdalena y Ferrol Vello, junto con A Graña, hace años que cuentan con la declaración de ARI y han podido optar a ayudas para la rehabilitación. En la última convocatoria  –incluida dentro del plan estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria y la regeneración urbanas– ha podido entrar también Esteiro Vello, que justo en el pasado verano obtenía la calificación de ARI por parte del IGVS.
El plazo de solicitud de estas ayudas (600.000 euros directos a los propietarios para sufragar hasta el 35% de la obra de rehabilitación con un tope de 11.000 euros en cada casa) ha concluido y desde Rehabilitación están recabando todos los datos para hacer un balance de las peticiones y de qué actuaciones se podrán llevar adelante. Evaluarán también si se han cumplido los objetivos, sobre todo en el centro, donde se ofrecía un mayor presupuesto para la rehabilitación.

recimil, en entredicho
La declaración del ARI para Recimil consolidaría como conjunto histórico un barrio de propiedad municipal que se considera como ejemplo de la política de vivienda pública de los años 40 y que ha llegado a estar al borde de la piqueta. La solución a su deterioro urbanístico que han querido dar distintas corporaciones incluyó durante el mandato del popular Juan Juncal un proyecto de demolición. La Xunta eliminó el barrio del Inventario General de Patrimonio Cultural de Galicia para permitirlo. El bipartito  de PSOE y BNG en la administración autonómica volvió a protegerlo en 2006 y con el cambio al gobierno municipal del socialista Irisarri se regresó a tesis rehabilitadoras. Eso no ha impedido que el edificio conocido como Bambú Club (en la esquina entre la calle Carvalho Calero y la carretera de Castilla) fuese demolido en 2013 debido a su estado de deterioro, una decisión tomada por el gobierno en mayoría absoluta del popular José Manuel Rey que fue criticada por la oposición.

El Concello presentará la propuesta del ARI de Recimil a finales de mes