Motivos del auge de los patinetes eléctricos en el último lustro

patines
|

Durante el transcurso del último lustro la sociedad ha experimentado un cambio, mostrándose paulatinamente más concienciada sobre la importancia que adquiere a día de hoy cuidar el medio ambiente para evitar entre otros aspectos el fatídico cambio climático. Es por ello que en muchas ciudades se establecen jornadas sin coches y se imponen límites de velocidad cada vez más reducidos, aunque muchos individuos opinan que ello no es suficiente.

Los mismos tratan de pasar a la acción decantándose por alternativas urbanas y sostenibles con el objetivo de reducir la contaminación, las cuales anteriormente eran excesivamente caras y no ofrecían el rendimiento que cabría esperar, pero en la actualidad hacen gala de unas características mucho mejores. Así lo demuestran los patines eléctricos que antiguamente dejaban bastante que desear en lo que se refiere no solo a la autonomía, sino también al tiempo de carga. Por el contrario, hoy en día es posible dar con modelos mucho mejores en ambos sentidos cuyos precios no son excesivos teniendo en cuenta las ventajas que proporciona este tipo de transporte urbano.

Conviene destacar el hecho de que la tecnología ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años sobretodo en el campo del desplazamiento por ciudad. Elementos como el hoverboard, el segway e incluso el coche eléctrico poco a poco van viéndose más por los núcleos urbanos. Los registros estadísticos indican que crecen las ventas de vehículos eléctricos, lo cual es fruto de la concienciación anteriormente sacada a colación. Las personas al fin le están dando a la sostenibilidad la importancia que realmente merece optando por este tipo de medios de transporte que no son en absoluto nocivos.

Aunque anteriormente ya existían muchos individuos que trataban de colaborar con el medio ambiente no daban el paso de adquirir vehículos eléctricos por la baja relación calidad-precio. Ello ha cambiado drásticamente, lo cual indiscutiblemente es fruto en gran parte de las grandes inversiones en I+D llevadas a cabo por empresas como Xiaomi.

Dicha compañía actualmente cuenta con uno de los mejores patines eléctricos del mercado, el cual es conocido bajo el nombre de Mijia y está sentando las bases de las características de las que deben gozar este tipo de vehículos. De hecho, cada vez los patinetes que funcionan por medio de electricidad presumen de una mayor autonomía, rondando en algunos casos los treinta kilómetros, una cifra nada despreciable teniendo en cuenta que todos ellos son recorridos bajo unas óptimas condiciones en términos de sostenibilidad.

Antiguamente también existían modelos que hacían gala de una autonomía considerable, aunque ello exigía lidiar con unos tiempos de carga que desesperaban a cualquiera. Afortunadamente la tecnología ha evolucionado hasta el punto de que en solamente dos o tres horas las baterías son cargadas por completo.

Pero los avances han dado pie a muchos otros cambios que los consumidores tienen en cuenta. Los primeros modelos que fueron lanzados al mercado pecaban de disponer de motores ruidosos que, en caso de desplazarse a la velocidad máxima, llegaban a provocar molestias a los pilotos. Sin embargo, a fecha de hoy la mayoría de motores que montan los patinetes eléctricos ya de por sí cuentan con un buen aislamiento acústico, aunque adicionalmente gozan de ser bastante silenciosos para que al desplazarse por la ciudad solamente se oiga el ruido del asfalto rozando con las ruedas.

Otro motivo que está ocasionando un auge de tal calibre de los patinetes eléctricos guarda una relación directa con la confortabilidad. Nuevamente estableciendo una comparación con los tiempos anteriores deben ser mencionadas las adversidades que surgían a la hora de desplazarse con ellos durante tiempos prolongados incluso sin estar de pie en caso de que dispusieran de una estructura con asiento. Por el contrario, a fecha de hoy muchos modelos son verdaderamente cómodos, lo cual llega a sorprender a los consumidores por la siguiente característica que también ha sido decisiva en el éxito de dichos vehículos sostenibles.

Se trata de la posibilidad de transportarlos gracias a que se pliegan con facilidad, evitando que el usuario se vea obligado a cargar con un enorme peso. De hecho, la cifra rara vez supera los 15 kilos en total, ocupando el conjunto no demasiado espacio para que quepa con facilidad debajo de la cama, dentro de un armario y prácticamente en cualquier rincón, permaneciendo debidamente almacenado cuando no se esté haciendo uso de él.

Teniendo en cuenta los diversos motivos que han sido analizados no es de extrañar que actualmente los patinetes eléctricos estén viviendo una tendencia creciente de tal magnitud, la cual los expertos en consumo prevén que se mantendrá al alza durante una gran cantidad de años. Y no es para menos, puesto que cada vez surgen más modelos a precios muy competitivos que permiten a los usuarios desplazarse de la manera más cómoda y ecológica posible, aspecto que agradece enormemente el medio ambiente.

Motivos del auge de los patinetes eléctricos en el último lustro