Ferrol modernista, velazqueño y rebelde en el adiós de las rutas

City Tren
|

La ruta Ferrol Rebelde, que recorre los lugares más reseñables del movimiento obrero ferrolano desde finales del siglo XIX, continúa con su éxito y ayer agotó sus plazas en la sesión de la mañana. Todavía hay ocasión hoy de participar en esta ruta, que se ofrece a las once y también a las cinco de la tarde. La salida se hace desde el palco de la música del Cantón de Molíns.
La oferta de hoy se completa con un nuevo viaje arquitectónico por el Ferrol Modernista, con salida a las 11.30 horas de la oficina de turismo del muelle. Y a las doce del mediodía volverá a ofrecerse la oportunidad de visitar Canido a través de las Meninas que adornan los muros de sus calles más importantes. En este caso se saldrá de la plaza del Cruceiro. Esta ruta será la única que se oferte mañana lunes, día de la romería de Chamorro.
Aun habrá durante la jornada de hoy la oportunidad de utilizar el City Tren, un vehículo turístico que funciona de 11.30 a 13.30 y de 17.00 a 20.00 horas y que une el centro de la ciudad con el aparcamiento del recinto ferial. 

construcción naval
La Ruta de la Construcción Naval ha concentrado sus propuestas en los días festivos y en el fin de semana. En la mañana de hoy habrá oportunidad de nuevo de conocer espacios relacionados con esta actividad industrial que habitualmente están cerrados al público.
A las once de la mañana parte la visita por el Arsenal del S.XVIII. Es preciso estar en la oficina de turismo del muelle un cuarto de hora antes. Tiene un coste de cinco euros por persona. A las 12.30 horas será el turno de conocer el astillero Navantia. También el Palacio de Capitanía abre al púlico en dos rutas previstas para las diez y para las once de la mañana. En este caso cuesta tres euros. La inscripción para estas tres actividades puede hacerse a través del teléfono 696 531 070.
En la medianoche de hoy termina además el aparcamiento gratuito en los subterráneos del mercado de A Magdalena. Las calles cerradas para terrazas todavía se disfrutarán mañana.

Ferrol modernista, velazqueño y rebelde en el adiós de las rutas