“Desde el Concello tenemos que dar ejemplo para la rehabilitación pero depende de los presupuestos”

|

La concejala de Urbanismo, María Fernández, comparte la visión sobre la rehabilitación expresada por la Comisión Cidadá pola Recuperación de Ferrol Vello y pide “confianza” para dar pasos respecto a la mejora urbanística del barrio. La edila asume que el Concello tiene que “dar ejemplo”  actuando sobre las parcelas que son de su propiedad (como las de la casa de Carvalho Calero) aunque son medidas que, admite Fernández, “dependen del presupuesto” que haya para ese fin.
Desde Urbanismo ha habido conversaciones con todos los propietarios, menos uno al que se ha enviado notificación, de las casas cuyo estado ruinoso obligó a cerrar un tramo de las calles Carme Curuxeiras, Benito Vicetto y Mercé. Según explicó la edila, muestran buena disposición para  realizar las obras de urgencia que se necesitan para salvaguardar la seguridad de los transeúntes y algunos de ellos optan por la rehabilitación. Esta es la solución preferida desde el Concello puesto que terminaría con los continuos problemas de desprendimientos de cascotes en la zona en lugar de aplazarlos. “Hay tres edificios que ya están buscando financiación y otro ya tiene el proyecto”, aseguró la responsable del área. 
 El objetivo es poder retirar las vallas que en la actualidad cierran parte de las tres calles “en cuanto se tomen las medidas urgentes” que se reclaman a los propietarios. El Concello dará prioridad al derribo que tiene pendiente de ejecutar en uno de esos inmuebles (mediante una ejecución subsidiaria y la posterior factura que se reclamará al dueño) también para intentar abrir la zona al tráfico de vehículos y de peatones. “No pretendo tenerla cerrada durante un año”, afirmó Fernández Lemos. En todo caso, si eso sucede, que sea “por obras de rehabilitación, que es lo que esperamos”.

reunión con el alcalde
El alcalde, Jorge Suárez, y la edila de Urbanismo se reunieron ayer por la tarde con vecinos del barrio para explicarles la situación. Desde este colectivo se ha recibido con indignación el cierre sorpresivo de las calles y reclaman diálogo.

“Desde el Concello tenemos que dar ejemplo para la rehabilitación pero depende de los presupuestos”