El gobierno busca desbloquear el convenio con Defensa sin hacer más concesiones

El antiguo cuartel Sánchez Aguilera es la parcela más deseada, por su interés urbanístico, del convenio | jorge meis
|

El convenio con el Ministerio de Defensa que supondría al Concello el aprovechamiento de una decena de parcelas desafectadas de usos militares en el término municipal está bloqueado. Así lo reconoció ayer la edil de Urbanismo, María Fernández, que reconoció que la situación se ha complicado en estos tres años sin que se haya podido solucionar todavía. El desbloqueo administrativo y jurídico –ya que aseguró que el político no existe– es el trabajo que se marca el ejecutivo local y que reconoció complicado por “as dificultades de negociar coa parte inmobiliaria do Ministerio de Defensa”.

La concejala cargó las tintas en lo que ha supuesto la incorporación de dos parcelas más –la estación de radio y el cuartelillo de Mandiá– en el mandato de Rey Varela, cuando, recordó, “o convenio redactouse no mandato de Juncal e firmouse no de Irisarri, deixando listo o plan especial e a modificación especial do cuarteliño de mariñería, pero no mandato seguinte que aportaron dúas parcelas que ademáis supuxeron un custe económico”. La edil indica que Mandiá cumple en cierto modo con el convenio, ya que no es una parcela de usos dotacionales, sino que está en el plan de desarrollo industrial de la Xunta, por lo que no correspondería al Concello su desarrollo.
Para Fernández Lemos esto ha complicado el expediente que, como indica el informe del interventor, no cuenta, además, con informe de fiscalización.

Precisamente este informe apunta a la necesidad de incorporación del Sánchez Aguilera por el buen de la ciudad, pero la situación se encuentra enrocada.
Defensa pide al Concello que renuncie al 10% desaprovechamiento que, según la edil, corresponde por ley urbanística a Ferrol . Fernández Lemos explicó que “eles nos reclaman un error na tramitación da modificación puntual que para nós é clara e no Sánchez Aguilera ten que pasar ao concello, aínda que despóis se poida chegar a un acordo, pero urbanísticamente ten que pasar a rexistrarse ao concello e non rectificar o noso planeamento porque é un tema legal que hai que seguir”.

En este sentido, reconoció la edil, “estamos bloqueados” y lo que se hará ahora desde el Concello es intentar desgranar el convenio con las aportaciones que se hacen desde Intervención que pasan por pedir más aclaraciones, sobre los valores de las fincas y los gastos que conlleva adquirir este patrimonio, un informe jurídico urbanístico de las prestaciones y contraprestaciones y del convenio y la revisión del mismo.

BNG
Desde el grupo municipal del BNG, que apuesta por la anulación del actual convenio, se lamenta la “ambigüidade” de todos los grupos con representación municipal y que, a su juicio, no se sostienen si se tiene en cuenta el informe de Intervención.
Para el BNG esta indefinición provocará solamente la dilación en el tiempo de una situación que califica de insostenible para la ciudad y apuesta por la anulación del acuerdo, alegando, entre otras cuestiones, la carencia de informe de fiscalización del convenio aprobado en 2015.

El gobierno busca desbloquear el convenio con Defensa sin hacer más concesiones