La lluvia de perseidas será cinco veces más intensa

Una estrella fugaz sobre el monte Saentis durante la lluvia del año pasado aec
|

La actividad de la lluvia de las perseidas suele tener un máximo de unos cien meteoros por hora, pero las predicciones para este verano indican que podrían verse cerca de quinientos, ya que el fenómeno será especialmente intenso.

El momento álgido será la noche del 11 al 12 de agosto, cuando científicos del Instituto de Astrofísica de Andalucía lanzarán una sonda para observar las perseidas desde la estratosfera, además de ofrecer propuestas de divulgación relacionadas con esta popular lluvia de estrellas.

Todos los años, entre finales de julio y finales de agosto, la Tierra atraviesa en su trayectoria en torno al Sol la estela del cometa Swift-Tuttle, lo que provoca que multitud de partículas, denominadas meteoroides, choquen contra la atmósfera. Conforme la Tierra se va adentrando en esta nube de meteoroides, la actividad de las perseidas aumenta, informó la agencia Sinc.

En 2016 esa actividad alcanzará su máximo visible en Europa durante la noche del 11 al 12 de agosto y se espera más intensa que los años anteriores: podría superar los 500 meteoros a la hora en lugar de los cien habituales.

“El cometa Swift-Tuttle completa una órbita alrededor del Sol cada ciento treinta y tres años aproximadamente, y cada vez que se aproxima a nuestra estrella se calienta y emite chorros de gas y pequeñas partículas sólidas que forman la cola del cometa”, comenta el astrofísico Alejandro Sánchez.

La mayoría de los meteoroides desprendidos son tan pequeños como un grano de arena, y cuando se cruzan con nuestro planeta impactan contra la atmósfera a más de 210.000 kilómetros por hora.

La lluvia de perseidas será cinco veces más intensa