Un conductor se enfrenta a cuatro años de prisión por un accidente con dos muertos

|

El acusado D.C.R., de 33 años, se enfrenta a la petición de cuatro años de prisión y la privación del derecho a conducir por un período de seis años, con pérdida definitiva del permiso, como presunto autor de un delito contra la seguridad del tráfico en la modalidad de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, en concurso con otros dos de homicio por imprudencia grave y tres más de lesiones. Se le aplica la circunstancia agravante de reincidencia, porque ya tenía otras dos sentencias condenatorias anteriores por conducir bajo los efectos del alcohol.
Los hechos que la jueza de lo Penal 1 de Ferrol dejó vistos para sentencia ayer ocurrieron sobre las 20.30 horas del día 7 de junio de 2008 a la altura del punto kilométrico 2,600 de la carretera de Covas.
El acusado conducía un Renault Clío con sus facultades psicofísicas disminuidas por la ingesta de alcohol –arrojó un resultado de 1,01 gramos de alcohol etílico por litro de sangre– y, supuestamente, a causa de una velocidad inadecuada, al iniciar una curva perdió el control del vehículo y se desplazó al margen izquierdo, dejando en el mismo una huella de frenada de 28 metros de longitud. Finalmente colisionó contra el frontal de otro turismo que conducía su propietario, Manuel Ricardo Soto Romalde, en el que también viajaba su esposa, Josefina Santamariña Maceiras, de 79 años, que falleció en el acto. El conductor afectado, de 87 años, murió esa misma noche en el hospital Marcide a causa de las lesiones sufridas.
En el vehículo que conducía el acusado viajaban otros tres jóvenes que también resultaron heridos, tardando en recuperarse 586, 692 y 32 días.
El acusado declaró que no recordaba la ocurrido, al igual que sus acompañantes.
Las indemnizaciones en concepto de responsabilidad civil ya fueron satisfechas por la compañía aseguradora.

Un conductor se enfrenta a cuatro años de prisión por un accidente con dos muertos