La toxina amnésica mantiene vedada la extracción de vieira desde abril

en los cuatro días de la campaña del año pasado se recogieon 10 toneladas de este bivalvo d. alexandre
|

Después de un paréntesis que se ha extendido desde comienzos del pasado diciembre hasta la actualidad, la Cofradía de Pescadores y Mariscadores de Ferrol volverá a tomar muestras para enviar a analizar al Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño –Intecmar– con el objetivo de abrir la ría a la extracción de vieira.

La cofradía volverá a enviar muestras esta semana para ver si ha remitido

Hace casi diez meses que no se recolecta este bivalvo debido a los niveles excesivos de concentración de toxina amnésica –ASP–, que en algunos momentos del otoño pasado llegaron incluso a cuadruplicar el máximo permitido. Este tope se sitúa en los 4,6 microgramos por cada gramo de carne en gónada y músculo. En ese supuesto, la legislación sanitaria europea permite su extracción, aunque obliga necesariamente a someterla a un proceso de eviscerado para garantizar el consumo en las condiciones óptimas de salubridad.

 

filtración

La vieira es una especie que acumula grandes cantidades de microalgas que contienen toxina y que la expulsa, debido a su propia velocidad de filtración, de un modo mucho más lento que otros bivalvos, como la almeja. De hecho, esta afección incide en esta en mucha menor medida, aunque en el año pasado sí se registró un episodio de estas características.

Fue, precisamente, en el mes de abril, cuando el Intecmar obligó a cerrar la zona de reinstalación de Punta San Carlos tras haber detectado unos niveles excesivos de toxina ASP en las analíticas realizadas a los moluscos. Apenas dos días antes de que se declarase el cierre parcial de la ría para la extracción de determinadas especies de moluscos había comenzado la primera campaña de extracción de vieira en la ría de Ferrol del año. Esta, la primera en la que los mariscadores asumían directamente la comercialización, contemplaba, como se recordará, la recolección de 20 toneladas, que finalmente quedaron en la mitad debido a que las siguientes muestras que se enviaron arrojaron unos niveles de ASP excesivos.

La toxina amnésica mantiene vedada la extracción de vieira desde abril