Un muro amaga con caerse sobre la calle Fontenova de Pontedeume

el muro de piedra presenta una inclinación peligrosa jorge meis
|

La calle Fontenova de Pontedeume permanece cerrada al tráfico desde el domingo por las consecuencias del temporal que afectó a la comarca en la jornada del pasado sábado. La inclinación que presenta un muro de aproximadamente siete metros de largo aconsejó la medida, que no se levantará hasta que el personal técnico del Concello no analice la situación y descarte cualquier posibilidad de peligro para peatones y conductores, según se apunta desde el gobierno de Gabriel Torrente. La inspección está prevista para el día de hoy.

El problema tiene su origen en el temporal que afectó el sábado a la comarca

En cuanto al cierre, se trata de una construcción realizada en piedra de una finca particular. Esta circunstancia es la que ha llevado a los responsables del Ayuntamiento eumés a tratar de ponerse en contacto con los propietarios del solar para recordarles la obligación que tienen de conservar y mantener en las mejores condiciones posible la finca.

La calle Fontenova es la que, a partir de la iglesia parroquial de Santiago, se prolonga en dirección a la parroquia de Campolongo. Por consiguiente, la calzada representa una de la calles que comunican en centro histórico de la villa con el extrarradio.

 

Fene

En el caso del municipio de Fene, las consecuencias del temporal han remitido ostensiblemente. Así, desde el día de ayer ya han sido reabiertas al tráfico las calles inundadas en la jornada del sábado por la crecida del río Cádavo. Se trata de las vías que situadas en la parroquia de Perlío habían quedado inutilizadas al convertirse en una prolongación de un cauce que discurre a escasos metros. La instalación de sacos y el desvío del tráfico rodado por la zona fueron algunas de las medidas adoptadas para evitar problemas mayores.

 

En imágenes

derrumbes de tierra y árboles caídos en neda

El PSOE de Neda insta al Concello a que revise el estado de la ladera que sube a Carballal, en la parroquia de O Roxal, donde el temporal causó derrumbes de tierra y arrasó con árboles de gran porte. Insisten en la necesidad de que se acomete un plan de rebacheo, limpieza de cunetas y márgenes que impida que el agua discurra libremente por los caminos, con el fin de disminuir los daños de las lluvias. Asimismo piden que se solicite a Aguas de Galicia autorización para realizar una limpieza de los márgenes del Río Belelle y Castro, donde los troncos interrumpen el normal caudal del agua y favorecen las inundaciones de los terrenos colindantes.

desprendimiento en el paseo marítimo de fene

La lluvia y el viento del pasado sábado pasaron también factura a la zona costera del interior de la ría de Ferrol. Así el paseo marítimo que une los ayuntamientos de Fene y Neda todavía presentaba ayer signos de este temporal que provocó desprendimientos de tierra en varios puntos a causa de la fuerza del agua. La intensidad del viento también se saldó con ramas rotas.


desbordamiento del lago de a frouxeira, en valdoviño
El temporal de viento y lluvia provocó el pasado sábado un nuevo desbordamiento de la laguna de A Frouxeira, en Valdoviño, lo que inundó una vez más el paseo marítimo de la localidad y los accesos a varias viviendas. Sin embargo, la situación volvió ya a la normalidad al reabrirse el canal de desagüe del embalse cuya cota de agua se encuentra ahora bastante elevada. foto: jorge meis

 

Un muro amaga con caerse sobre la calle Fontenova de Pontedeume