Controlado un fuego que obligó a cortar la carretera que va a San Xurxo

|

Un incendio forestal registrado en la tarde de ayer entre Doniños y San Xurxo obligó a cortar la CP-3607, la carretera que une este lugar con el casco urbano, para facilitar el trabajo de los servicios de extinción.
Según la Consellería do Medio Rural, las llamas comenzaron sobre las 17.23 horas y fueron estabilizadas sobre las 19.45 horas y, según las primeras estimaciones provisionales, la superficie afectada es de dos hectáreas.
En los trabajados para apagar el fuego participaron dos agentes, cinco brigadas, tres motobombas, tres helicópteros y un avión, además de la dotación de los Bomberos de Ferrol.
El trabajo de este grupo fue felicitado por el alcalde, Jorge Suárez, que visitó la zona y extendió su agradecimiento a la Policía Local, a la Nacional y a los servicios de la Xunta.
Por otro lado, la rapidez con la que los bomberos de Ferrol hicieron frente ayer a la llamada de alerta recibida a las 09.12 horas sobre la existencia de un incendio en la zona de Balón fue fundamental para evitar una propagación mayor del fuego en la zona en un día marcado por las elevadas temperaturas en toda la comunidad.
Once minutos después de haber sido recibido el aviso por parte de un vecino, los efectivos del parque municipal –un cabo y tres bomberos– se encontraban ya en la zona afectada para extinguir el fuego, evitando así que este fuese a más.

equipos
La tarea, para la cual emplearon, entre otros equipos, dos autobombas, finalizó a las 10.07 horas, momento en el que se dio por extinguido el fuego.
El incendio afectó a algo menos de 50 metros cuadrados de zona arbolada con eucaliptos y algún laurel.
Hasta el lugar se desplazó también, según se informó desde el parque de bomberos de Ferrol, un agente forestal de la Xunta y una cuadrilla.

cornisa
Otra de las salidas a las que tuvieron que hacer frente en la madrugada del domingo, concretamente a las 00.30 horas, tuvo que ver con la retirada de cascotes que se habían desprendido de la esquina de una cornisa en un edificio de la calle Magdalena (número 53).
Los bomberos continuaron ayer, además, con la ingente labor que están llevando a cabo en las últimas semanas relacionada con la retirada de nidos de avispa velutina, que proliferan sobre todo en la zona rural del municipio. Los efectivos se desplazan por el día para ver la zona en la que se ubican para ya por las noches proceder a su retirada.
Además se registró otro pequeño incendio en Cabanas, a la altura de la vía del tren que fue rápidamente apagado.

Controlado un fuego que obligó a cortar la carretera que va a San Xurxo