El hermano de González se reunió con el “número dos” de Interior al saber que les investigaban

|

Pablo González, el hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, se reunió con el “número dos” del Ministerio del Interior, el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, al saber que estaban siendo investigados por la Guardia Civil en el marco de la bautizada como “operación Lezo”.

Así se desprende del auto del juez al frente de la instrucción del caso, el magistrado de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que el viernes acordó la prisión incondicional comunicada para Ignacio González y también para su hermano Pablo aunque, en su caso, eludible bajo el pago de una fianza de cuatro millones de euros.

Conversación reciente

“Recientemente en una reunión con sus hermanos”, expone el auto, “hablaron de una posible investigación policial a su hermano Ignacio y en esa reunión hablaron sobre quién ocupaba actualmente el cargo de secretario de Estado de Seguridad”. “Al día siguiente de conocer la posible existencia de una investigación a su hermano Ignacio se habría reunido con un secretario de Estado”, continúa el juez Velasco.

Al ser preguntado por esta reunión, fuentes del Ministerio del Interior explicaron que Pablo González solicitó una reunión en la Secretaría de Estado con José Antonio Nieto. Ambos se conocían de la etapa del segundo como alcalde de Córdoba, ya que trató con el hermano de Ignacio González por ser este directivo de la Empresa Estatal Mercados Centrales de Abastecimiento (Mercasa) y, por tanto, prestar servicios a Mercacordoba.

Quince minutos

Pablo González fue director de Estrategia y Operaciones de Mercasa y también representante de esta empresa en Mercacordoba, entidad de la que posee el 49% de sus acciones. El Ayuntamiento de Córdoba es titular, a su vez, del 51% de las acciones restantes.

La reunión, según estas fuentes, se celebró el 8 de marzo y no duró más de quince minutos. “Fue puramente protocolaria, ya que Pablo González se limitó a felicitar al secretario de Estado por su reciente nombramiento, manifestó su voluntad de colaborar con la Secretaría de Estado en todo cuanto se pudiera hacer desde Mercasa y, concretamente, explicó que estaba trabajando en un nuevo plan de construcción de centros de Mercasa, cuyas medidas de seguridad quería coordinar con los técnicos de la Secretaría de Estado”, explicaron.

“No hubo ni una sola referencia a Ignacio González ni a ningún tipo de investigación, especialmente de la denominada operación “Lezo”, de cuya existencia el secretario de Estado de Seguridad no tuvo conocimiento hasta que la investigación judicial dio como resultado las detenciones realizadas”, añaden las citadas fuentes del Ministerio del Interior.

El hermano del expresidente madrileño es directivo de Mercasa y uno de los investigados en “Lezo”, según el auto de prisión, por su participación en una red de blanqueo de capitales encabezada por Ignacio González y en la que también participaron otros familiares como su mujer, Laura Clavero (que no está detenida), y el cuñado del expresidente madrileño, José Juan Caballero (en prisión eludible).

 En otro operativo ordenado en esta ocasión por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil irrumpió también el miércoles en la sede de Mercasa por irregulares del consorcio en Angola. Diez personas fueron imputadas por los delitos de corrupción.

El hermano de González se reunió con el “número dos” de Interior al saber que les investigaban