Puigdemont advierte al Gobierno de que no podrá parar el referéndum

Puigdemont gesticula durante su charla en Madrid | juan medina (reuters)
|

El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, advirtió ayer al Gobierno de Mariano Rajoy –en una conferencia en Madrid en un local facilitado por la Alcaldía que preside Manuela Carmena– de que no podrá parar el referéndum sobre la independencia de Cataluña porque considera que el Estado “no dispone de tanto poder para impedir tanta democracia”.

En un acto en el Auditorio Caja de Música CentroCentro, en la sede municipal del Palacio de Cibeles, Puigdemont exigió dialogar “en una mesa, sin condiciones previas, sin límites, sin apriorismos, sin amenazas y sin subterfugios”.

El presidente catalán rechazó ir al Congreso si ello es una “coartada” para difuminar ante los observadores internacionales la ausencia de voluntad política. “Ese es un error en el que no vamos a participar”, dijo.

En la conferencia, compartida con el vicepresidente Oriol Junqueras, y el conseller de Exteriores, Raül Romeva, y enteramente en castellano, Puigdemont invitó “formalmente” a Rajoy a abordar el problema de Cataluña y anunció que, de manera inmediata, presentarán una propuesta al Gobierno en la que se negocien las condiciones del referéndum, en un diálogo sin restricciones.

El presidente catalán insistió en que desea que el referéndum “sea pactado” con el Gobierno porque esa es “la opción más plausible” a imagen del Reino Unido y Escocia. Puigdemont quiso dejar claro que su propuesta independentista no es un desafío y que el Govern representa a un pueblo que quiere expresar su futuro en las urnas: “No somos ningún soufflé, ni una enfermedad, ni fruto de ningún trastorno emocional”, afirmó.

Aunque se preveía que aprovechase la conferencia para hacer una última oferta al Gobierno, lo cierto es que el presidente catalán ahondó en el diálogo con el Ejecutivo y en que el compromiso de referéndum es “inviolable”.

Pese a que Puigdemont ha reconocido que en el escenario actual domina el “no a todo”, defendió la disposición a hablar “de todo y con todos”, en una oferta de “diálogo permanente”.

 

Liquidación del Estado

Mientras, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, calificó de “chantaje” y “amenaza” la ley catalana de desconexión que prepara el Parlamento autonómico, con la que se pretende “liquidar un Estado nacional”, y aseguró que no va a entrar en vigor. “Puedo decir a los españoles que no tengan problema”, afirmó el presidente.

En rueda de prensa tras el Comité Ejecutivo Nacional del PP, Rajoy explicó lo “gravísimo” que es a su juicio este proyecto de ley, un “disparate” jurídico, político y social con el que se pretende “liquidar un Estado nacional” y hacerlo además, en 24 horas.

 

Puigdemont advierte al Gobierno de que no podrá parar el referéndum