El radar de As Pías impuso más de medio millón de euros en multas

Las multas en este punto, a la entrada de Fene, se redujeron en un 6 por ciento en el último año, según el informe de la Dirección General de Tráfico | jorge meis
|

Los radares fijos de la comarca vuelven a situarse entre los que más infracciones detectan en toda la comunidad, que cuenta con 32 de estos dispositivos repartidos por la red viaria.
De acuerdo con los datos facilitados por la Dirección General de Tráfico, el radar de Fene se sitúa este año como el segundo de toda Galicia en número de multas y de recaudación. De enero a octubre, el dispositivo colocado a la salida del puente de As Pías sancionó a 11.341 vehículos que superaban los 50 kilómetros hora al entrar en la zona considerada urbana.
A pesar de ser el radar más “multón” de la comarca, los conductores son cada vez más conscientes de su presencia y prueba de ello es que desde el pasado año el número de infracciones se ha reducido en un 6% –en 2016 superó las 12.000 multas–. Como resultado de los excesos de velocidad sancionados en este punto entre enero y octubre del presente año, los infractores han tenido que abonar 573.350 euros a la DGT.

De tramo
Otro de los radares que ha impuesto más multas es el de tramo situado en el túnel de O Sartego, entre los puntos 29,9 y 31,1 y cuyo límite es de 90 kilómetros por hora. El que en su día fue el primer dispositivo de tramo de Galicia multó en los diez primeros meses del año a 7.973 conductores, 200 más que en el mismo periodo de 2016. Estas sanciones supusieron un desembolso de 333.750 euros entre los infractores.
En su día, tanto los usuarios de la vía como las asociaciones de conductores criticaron este método de control y la ubicación elegida por la DGT para este novedoso radar: en un túnel que había sido calificado como uno de los más seguros de Galicia y con una pendiente hacia abajo, lo que provoca una aceleración casi involuntaria del vehículo.
El otro radar situado en la comarca, también de tramo, es el de la AG-64 –la autovía de Ferrol a Vilalba–, en la bajada de As Pontes a Ferrol. Un total de 1.828 conductores recorrieron los 5,6 kilómetros vigilados a más de 120 por hora, lo que supone un aumento de un 5% de estas infracciones respecto al pasado año. Estas multas supusieron 68.450 para los conductores sancionados.
La provincia de A Coruña volvió a ser la más multada, con un total de 55.654 denuncias de las casi 137.000 tramitadas por la DGT en toda la comunidad y que supusieron unos ingresos de 6 millones de euros. El dato positivo fue la caída de la siniestralidad este año: de 101 a 73 víctimas morales en la vías gallegas.

El radar de As Pías impuso más de medio millón de euros en multas