Los urólogos investigarán las causas del descenso de donantes vivos de riñón

Los expertos analizan hasta hoy los avances en trasplantes de riñón en el NH Atlántico | quintana
|

Porque los trasplantes en asistolia son en la actualidad la vía más esperanzadora, la XXVIII Reunión Nacional del Grupo Nacional del Grupo de Transplante Renal, que reúne hasta hoy a los urólogos españoles en el NH Atlántico, analizan el descenso de los donantes vivos, que es lo más preocupante en la actualidad. 

En los dos últimos años, este bajón se cifra en un 20 por ciento , un 15% en lo que va de enero a mediados del mes pasado, según el jefe del servicio de Urología del Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac), Venancio Chantada; y el coordinador nacional del grupo de trasplante renal, Juan Passas. En cambio, la asistolia programada subió un 300%: “La población donante aumenta año tras año y esto se ha generalizado a ámbitos no trasplantadores, en hospitales que no los realizan pero que por la gestión que lleva a cabo la ONT (Organización Nacional de Trasplantes), se llevan con éxito”. 

Passas señala que a estos, hay que sumarles las donaciones de vivos, “que se redujeron un 20 por ciento”. Es por eso que los especialistas crearán un grupo específico para estudiar las razones que en Galicia atribuyen a creencias y que aún así no implican un aminoramiento del ritmo en trasplantes, según los expertos. 

A buen ritmo

Tanto el Chuac como el Chus, que suman 150 casos en los últimos años, se mantienen: “Es una comunidad muy activa”, en la que también se ha visto mermado el número de los donantes cadáver ya que cada vez se dan menos accidentes de tráfico. 

En estas jornadas, los médicos abordan los avances en trasplantes. Chantada explicó que en una mesa redonda trataron sobre la extracción de cálculos sin que afecte al órgano implantado y coquetearon con el futuro. 

Y es que los urólogos también hablaron de las opciones para desarrollar vísceras gracias a la bioingeniería tubular aunque “no se sabe cuándo tendrá éxito”. De momento, Juan Passas comenta que hay experiencias todas experimentales de injertos de otras especies y después están los microembriones, que se desarrollarán pero aún están en una fase muy incipiente”. 

Sus siguientes pasos irán dirigidos a optimizar la donación de vivos, que se incrementaron de forma espectacular en siete años para bajar en picado: “Hay un segmento de receptor muy afectado por el perfil de donante, que es muy mayor para los que tienen entre 35 y 55 años”. Además, España va a contracorriente en comparación con otros países como Estados Unidos, donde los donantes vivos subieron entre un 40 y un 50 por ciento.

Tipo 3

Sin duda, para los especialistas, la asistolia del tipo 3 es la que más satisfacciones les está dando. Esta se produce cuando el paciente fallece por parada cardíaca: “Puede ser una hemorragia cerebral o anoxia” y todo el proceso de recuperación está controlado al estar ingresado en el hospital. De esta forma, de la UCI “lo sacan de la parada cardíaca y lo mantienen artificialmente activo” para iniciar el proceso de trasplante. 

La asistolia del tipo 2 es más complicada, explican, porque la parada se produce en la calle y requiere una logística “bestia”. La intrahospitalaria es la que genera el aumento de casos hasta un 300% y la que “compensa la reducción en la donación de vivo”, según los especialistas. l

Los urólogos investigarán las causas del descenso de donantes vivos de riñón