Boebre rinde homenaje a su última maestra

Melissa, en el centro, rodeada de sus “niños”
|

La parroquia de Boebre, en Pontedeume, despidió el pasado domingo a su última maestra. La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria cerrará el próximo curso la escuela unitaria, una de las dos que todavía resistían en el municipio, por la falta de niños matriculados –se requiere un mínimo de cinco–.
Así las cosas, alumnos y familiares, quisieron rendir un merecido homenaje a la que fue su maestra durante los últimos seis años, Melissa Rivas Pérez, con una comida sorpresa en la cercana localidad de Perbes. La iniciativa, secundada por 45 personas, contó con pancarta de bienvenida, emotivos discursos, regalos y hasta una presentación gráfica de la trayectoria de la homenajeada muy querida por la comunidad educativa de la parroquia. “Es trabajadora, cercana, muy entregada a su trabajo y muy buena maestra. Estuvo seis años en la escuela, no fueron muchos, pero fueron intensos y dejaron una huella imborrable”, destacaron los padres.
Los padres de Boebre se lamentan tanto de la falta de promoción de las escuelas unitarias por parte de la administración gallega como de la falta de concienciación de las familias en cuanto a los beneficios que estas aportan. “Es una pena, antes había una escuela unitaria en cada parroquia. En Boebre, a cinco kilómetros de Pontedeume, llegaron a haber dos”, indicaban.

Boebre rinde homenaje a su última maestra