Fallece una de las menores

|

Conmoción en A Coruña, en toda la comarca y en toda Galicia en el día después del fatal accidente que se saldó con siete personas fallecidas y dieciséis heridos. Algunos todavía siguen luchando por su vida, mientras que otros ya han podido salir del hospital y pueden empezar a superar la pesadilla del fin de semana.

De hecho, cuatro de los once heridos ingresados en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) fueron dados de alta al mediodía, según informaron fuentes médicas. De los otros seis, dos adultos salieron del centro sanitario por la tarde. Con todo, en el CHUAC quedaban ayer todavía cuatro ingresados, uno en la UCI y otros tres en planta en estado menos grave. Además, el hospital Modelo sigue ingresado otro de los heridos en el siniestro. 

Con respecto a los niños ingresados en el Materno Infantil, fueron dados de alta dos de ellos, quedando uno en la UCI, después de que se confirmara a última hora de ayer el fallecimiento de la niña de once años. 

En total, de los dieciséis heridos, ayer fueron dados de alta nueve personas, quedando ingresadas siete, dos de ellos niños. Asimismo, los forenses del CHUAC realizaron las autopsias a las seis personas que murieron a consecuencia del accidente, mientras que el Juzgado número 8 de A Coruña sigue la investigación del suceso.

en cambre y carral

Las seis víctimas mortales recibirán hoy sepultura en Cambre y Carral, donde residían. 

Es el caso de una joven embarazada y su pareja, Ana Cayazzo y Miguel Caridad Pereiro, de Cambre, que permanecen desde ayer en el tanatorio Eiroa tras la realización de la autopsia en el CHUAC. 

Está previsto que los dos sean enterrados hoy tras el funeral que se realizará en la iglesia parroquial de Santa María de Cambre a las seis de la tarde. 

Por otro lado, en el templo de San Juan de Anceis, también en el municipio cambrés, recibirá sepultura Laura Dubra, que ayer estaba siendo velada por sus familiares y amigos en el tanatorio San Javier.  Además, Carral acogerá también hoy los sepelios de Marcos Prego, de 35 años de edad, en la iglesia de Santiago de Sumio, a las 16.45 horas, y de Sandra María Ares (37) y de su hija, Aroa Manteiga (14), cuyas exequias serán a las siete de la tarde en San Martín de Tabeaio. 

Por lo tanto, hoy será un día de dolor en estos dos ayuntamientos y por extensión en toda Galicia, que sigue llorando por las muertes de estos aficionados, la mayoría muy jóvenes, que fallecieron el pasado sábado.

Fallece una de las menores