La competitividad del Baloncesto Narón se queda sin premio

El cuadro naronés tuvo opciones casi hasta el final del encuentro | daniel alexandre
|

Las importantes bajas con las que el Baloncesto Narón encaró el partido que lo enfrentó al Estudiantes Lugo no le impidieron competir hasta el final por la victoria. Y eso que el inicio del encuentro no fue nada halagüeño para la escuadra local, porque el acierto de su rival en el lanzamiento exterior, unido al buen rendimiento de su referente interior, Niang Mor, le hizo cobrar las primeras rentas.

El cuadro naronés, poco a poco, se fue rehaciendo e igualando la situación hasta realizar sus mejores minutos a la vuelta del descanso. En ellos, con un gran rendimiento defensivo que solo permitió a su rival marcar un punto en los primeros minutos del tercer parcial, llegó a ponerse por delante en el marcador del choque. Sin embargo, el cansancio acumulado obligó a hacer unas rotaciones que su rival aprovechó para volver a despegarse en el marcador.

En el último cuarto, el Baloncesto Narón se mantuvo cerca de su rival en todo momento. Incluso cuando quedaban quince segundos para el final del encuentro dispuso de un lanzamiento triple que podía haber supuesto el empate. Sin embargo, el tiro no entró y su rival aprovechó los tiros libres posteriores para sentenciar su victoria en A Gándara.

La competitividad del Baloncesto Narón se queda sin premio