La flota del cerco aumentará su cuota de xarda hasta las 3.450 toneladas

|

Un acuerdo entre la Unión Europea con las islas Feroe y Noruega permitirá a la flota de cerco gallega aumentar su cuota de caballa hasta duplicarla. En concreto, la asignación de Galicia pasará de las 1.600 toneladas de 2013 a 3.400 para el próximo ejercicio.

Este aumento no se debe solo al acuerdo logrado por Europa. La redistribución por la que el sector del cerco autonómico lleva días protestando supondría para la flota gallega unas 400 toneladas más, según los datos facilitados ayer por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

El ministerio que dirige Miguel Arias Cañete informó de que una reunión mantenida ayer en Londres entre los Estados Costeros del Atlántico Noroeste finalizó con un acuerdo que supone un aumento de las capturas de xarda para España del 77% respecto de la cuota inicial adaptada y del 136% respecto de la cuota de 2013.

En concreto, el acuerdo establece para la UE una cuota de 611.205 toneladas, de las que 46.676 corresponden a España. A esta cantidad hay que restarle las multas por sobrepesca de los años 2009 y 2010, de forma que el resultado queda en 40.473 toneladas de xarda para todos los artes pesqueros. A la flota de cerco le corresponden 13.700 toneladas, de las que 3.406 serán para los pesqueros gallegos.

Dicha subida se distribuirá de forma equitativa entre las comunidades con flota dedicada a esta pesquería, según matizó la Consellería do Medio Rural e do Mar. De esta forma, el incremento en Galicia supone 1.450 toneladas, que se unen a las 2.000 ya adjudicadas a la comunidad.

Acuerdo complicado

El Gobierno aseveró que el acuerdo se logró en la sexta ronda de negociaciones y tras dos meses de complicadas negociaciones.

Horas antes de hacer público dicho acuerdo, el ministerio informó de que había enviado a las flotas del Cantábrico y noroeste una propuesta para “facilitar” que “negocien” el reparto de cuota de xarda, según apuntó el secretario general de Pesca, Carlos Domínguez.

La propuesta incluye “novedades” que “flexibilizan” la distribución de la xarda y del xurel dentro de cada provincia.

El objetivo era facilitar que los pescadores elijan usar individualmente la cuota que les tocó para su barco o bien poner en común esos cupos, según explicó Domínguez en rueda de prensa.

Con esa fórmula, solamente los barcos que lo notifiquen en  expresamente aplicarán una gestión “individual” de los cupos que les corresponden por embarcación, “sin compartir”.

En cuanto a quienes no lo comuniquen, se entenderá, según Domínguez, que quieren emplear sus cuotas conjuntamente, aunque siempre dentro de una asignación por provincias.

Domínguez indicó que esta “novedad” es otra “herramienta” para flexibilizar que los pescadores se pongan de acuerdo, porque el Gobierno “no va a dar marcha atrás” en su intención de aplicar el modelo que ha propuesto para esta campaña, por provincias.

Pidió a las flotas que han protagonizado las protestas que “se sienten a dialogar” y dejen las “amenazas y actos de violencia”.

Recalcó que el objetivo es poner fin a la “pesca olímpica”, en referencia al modelo que funcionó hasta 2013, según el cual todos los barcos explotan sus cuotas a la vez, “desde Fuenterrabía hasta la desembocadura del Miño” y que en temporadas anteriores provocó que la costera “solo durara ocho días”.

La flota del cerco aumentará su cuota de xarda hasta las 3.450 toneladas