FENE - La depuradora de Maniños filtra aguas residuales a la ría de Ferrol

barallobre depuradora
|

Hace tiempo que ha dejado de funcionar pero su presencia en el frente marítimo del sur de la ría repercute negativamente en el medio ambiente.
Se trata de la depuradora de aguas residuales que, situada entre las poblaciones de Maniños y Barallobre, presenta hoy por hoy unas grietas en todo su perímetro que facilitan la salida al exterior de aguas contaminadas. Primero lo hacen sobre el pavimento del paseo marítimo y, unos metros más allá, directamente sobre el mar.
Esta situación llevó al Concello de Fene –la depuradora es de propiedad municipal– a requerir de la empresa Aguagest –concesionaria del servicio de gestión y mantenimiento de la red de alcantarillado– que ponga fin a un problema denunciado por profesionales del mar, transeúntes y vecinos de la zona.
El alcalde, Gumersindo Galego, apuntaba ayer a este diario que esta misma semana había tenido lugar la última reunión con la empresa que, a priori, según el regidor municipal, asume las obras que contribuyan a mejorar las condiciones que a día de hoy presenta la zona que rodea la planta. La instalación está a cielo abierto, semioculta por la maleza y carente de cualquier medida de seguridad.
Otro asunto muy distinto será, tal y como señaló el alcalde de Fene a este diario, que la empresa y el Concello lleguen a ponerse de acuerdo sobre el cierre de las instalaciones para evitar que sigan las filtraciones al exterior.
Hasta un total de cinco grietas son fácilmente localizables, tanto por el olor como por el rastro que dejan las aguas contaminadas en las paredes del depósito,  que permanece rodeado de abundante maleza.
Durante años la instalación era el punto de encuentro de la red de alcantarillado utilizada por los vecinos de poblaciones como Maniños, Barallobre y Limodre, entre otras.
A partir de ese emplazamiento y por medio de un emisario submarino, las aguas residuales eran canalizadas hasta la mitad de la ría, a la altura del barrio de Caranza. A día de hoy, dichas tuberías también están en pésimas condiciones dadas las roturas que presentan las conducciones desde prácticamente su conexión con la planta.
La mejor solución, tal y como apuntó el regidor municipal, pasa por la clausura de las instalaciones a la espera de la entrada en funcionamiento de la EDAR que dará servicio a los municipios situados al sur de la ría de Ferrol. Según las estimaciones iniciales del ejecutivo gallego, las instalaciones de Punta Avarenta ya tendrían que llevar meses funcionando.
Mientras tanto, la Xunta confirma que técnicos de Augas de Galicia inspeccionaron en su día la depuradora que se localiza entre Maniños y Barallobre. n

FENE - La depuradora de Maniños filtra aguas residuales a la ría de Ferrol