Los trabajadores del Ateneo claman en el pleno contra el reparto de su sede

el colectivo de empleados de la entidad cultural desplegó pancartas en la sesión plenaria jorge meis
|

Una vez más, el pleno de Ferrol se convirtió en el lugar elegido por varios colectivos para expresar sus protestas. En el de ayer coincidieron los trabajadores de FIMO, que piden una solución para el recinto; los del Ateneo, que se oponen a que esta entidad comparta la que fue hasta ahora su sede con otras tres y el colectivo que rechaza el trazado elegido para el ferrocarril al puerto exterior. Los dos primeros colectivos provocaron numerosas interrupciones del pleno coreando consignas y exhibiendo sus pancartas. Los empleados del Ateneo acabaron arrojando las suyas al espacio situado entre las bancadas de los concejales.

El debate de este punto fue, precisamente, el más encendido de la sesión. La propuesta que figuraba en el orden del día era –una vez aprobado el pasado diciembre el convenio con el Ateneo– dar el visto bueno a los acuerdos con la Asociación de Vecinos de la Zona Centro; la Sociedad Artística Ferrolana y la Sociedad Filarmónica Ferrolana. Una vez más, el concejal de Economía, Alejandro Langtry, explicó que el objetivo del gobierno local es concentrar en un mismo espacio a entidades relacionadas con la oferta cultural de la ciudad, lo que provocó un recrudecimiento de los gritos de los trabajadores del Ateneo pidiendo la dimisión del alcalde.

El portavoz del BNG, Iván Rivas, incidió en que el ejecutivo de Rey Varela toma “decisións arbitrarias” y en que cualquier asignación de locales culturales debería hacerse de manera regulada y en base a criterios objetivos, además de aplicarse, en todo caso, al conjunto de los espacios de propiedad municipal.

Desde Esquerda Unida, Javier Galán habló de una “persecución política” contra el Ateneo e indicó que “o único que falta é montar unha cafetería e meter a algunha asociación máis para que non lle quede espacio”, además de reclamar la devolución de los fondos documentales que todavía permanecen en un guardamuebles.

La socialista Natividad González Laso consideró la decisión “equivocada e grave” y aseguró que el objetivo es “facer desaparecer o Ateneo, que é unha institución moi respetada dentro e fóra da cidade”. En lugar de recapacitar, continuó la edil, “dan outra volta de torca” añadiendo una cuarta entidad para ocupar el inmueble. Lamentó que no se tengan en cuenta otras alternativas para esas asociaciones y apuntó que se está creando un problema donde no lo había. Negó también que vaya a producirse el ahorro que asegura el gobierno y criticó, finalmente, que con la duración de los convenios se pretenda “deixar esto atado e ben atado, pero ninguén foi capaz de deixar atado e ben atado nada que dependa da vontade das persoas libres”.

El resultado de la votación no deparó sorpresas: el PP votó a favor de los convenios con las tres entidades –AVV del centro, SAF y Sociedad Filarmónica Ferrolana– con el apoyo de Juan Fernández, mientras que el resto de los partidos se posicionaron en contra de la propuesta.

 

Los trabajadores del Ateneo claman en el pleno contra el reparto de su sede