La calle Irmandiños recupera el tráfico rodado de entrada y salida de la ciudad

Calle Irmandiños pintada
|

La calle Irmandiños recuperó ayer el tráfico rodado de vehículos en los dos sentidos de circulación una vez que han finalizado las obras del colector de saneamiento llevadas a cabo por Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. De este modo se normaliza la circulación de vehículos en una de las principales vías de entrada y salida de la ciudad y se hace cumpliendo los plazos anunciados por Acuaes.

La reapertura de Irmandiños conlleva que la calle de la Iglesia volverá a ser de un único sentido de circulación, respetando la dirección cara a la plaza del Callao que tenía antes de la entrada en vigor del dispositivo especial puesto en marcha por la Policía Local a causa de las obras de saneamiento. En este caso, el regreso a la normalidad en la calle de la Iglesia tendrá lugar a lo largo de la próxima semana, una vez que se elimine la señalización provisional de las obras y se pinte la definitiva.

Gratuidad del parking

El Concello de Ferrol anuncia que mantendrá durante la celebración de la Semana Santa la gratuidad de los aparcamientos subterráneos del Mercado da Magdalena.

También se podrá estacionar  en el espacio disponible de la Alameda del Carbón y se recuerda a los conductores que desde hace una semana está de nuevo abierto al uso público el párking de la explanada del Sánchez Aguilera, con capacidad para alrededor de 300 vehículos.

Alegre

Desde la última hora de la tarde del viernes también está abierta al tráfico la totalidad de la calle Alegre, que se reurbanizó por completo desde la plaza de Canido hasta la plaza de O Cruceiro. La circulación rodada es posible ya en toda la calle, a excepción del último tramo hasta el Cruceiro de Canido, por el que los peatones ya pueden transitar pero los vehículos no podrán hacerlo hasta el próximo martes, día 31.

La inversión de fondos europeos en la humanización de la calle Alegre ascendió a más de un millón de euros y los trabajos se llevaron a cabo en ocho meses, lo que supone un adelanto de tres meses respecto al plazo de ejecución previsto en el contrato. Paralelamente a la urbanización de esta vía, el gobierno municipal logró desbloquear el derribo de tres inmuebles de titularidad privada que desde hace décadas se encontraban en estado ruinoso y cuyas fachadas estaban orientadas a esta calle.

Sol

En cuanto a la calle del Sol, los responsables de la reurbanización apuntan que el tramo entre Méndez Núñez y Arce abrirá a la circulación rodada el próximo miércoles, día 1 de abril. Las obras de este tramo finalizaron el pasado viernes y ahora se está a la espera de que consolide el nuevo pavimento de la calzada. La inversión en esta vía ascendió a 800.000 euros.

La calle Irmandiños recupera el tráfico rodado de entrada y salida de la ciudad