Benestar Social ha gastado 553.522 euros en ayudas de emergencia durante este año

Carpa de la Cocina Económica en la plaza de España con reparto de menús
|

Las ayudas de emergencia social, bonos que se dan para necesidades básicas de alimentación e higiene, así como para otras urgencias, han aumentado durante 2020 en casi 200.000 euro respecto al año anterior, superando el medio millón de euros.

El gran reto afrontado durante este año fue el período de confinamiento y los problemas surgidos de la pandemia. Este capítulo supuso 319.564,89 euros, destinados a vales para comida y otras necesidades básicas. Para ello se utilizó el porcentaje de superávit que se permitió destinar al Covid, así como partidas presupuestarias destinadas a otros fines, con las que se complementó la dotación que ya tenía la Concejalía de Benestar Social.

La pandemia hizo, en cambio, mermar otros apartados, como el de alquileres e hipotecas, debido a la moratoria durante el estado de alarma. Si en 2019 se pagaron 87.263,20 euros, este año se destinaron a este fin 52.489,49. En cuanto a vulnerabilidad energética, por las mismas razones baja también el gasto, pasando de 28.376,17 a 18.875,21 euros.

Las necesidades básicas que no está incluidas dentro de los meses de Covid también absorbieron menos dinero, siendo 145.449,56 euros (frente a los 216.860,20 de 2019).

Sube, en cambio, el fondo dedicado al bonotaxi, de 3.954,97 a 5.912,51 euros que se han dedicado hasta ahora.

Otro apartado que cubren son los gastos farmacéuticos y de sepelios, que eran 15.025 y este año, 11.230 euros.

De este modo, en 2019 las ayudas de emergencia social fueron 361.479,70 euros y se han superado en 192.000.

La concejala de Benestar Social, Eva Martínez, destaca el esfuerzo para atender las emergencias dentro de una crisis sanitaria tan grave. l

Benestar Social ha gastado 553.522 euros en ayudas de emergencia durante este año