La licitación del suministro eléctrico del Concello acumula ya dos años y medio de retraso

El servicio supone un desembolso de más de dos millones cada año d.a.
|

La firma del contrato para el suministro eléctrico del Concello continúa pendiente desde hace algo más dos años y medio, concretamente 26 meses. La última prórroga del servicio expiró a finales de mayo del año 2012 y desde entonces el gobierno local abona los pagos correspondientes al servicio de mantenimiento del alumbrado público a través de facturas, sin contrato de por medio, a la UTE Sice Passco. La práctica, sobre la que alertó el propio interventor municipal hace varios meses urgiendo la regulación de los cobros por contrato, continúa vigente. A finales del presente ejercicio se habrán realizado pagos en materia energética por un importe global de 1.980.508 euros –de un crédito presupuestario definitivo de 2,37 millones–, tal como figura en la liquidación del presupuesto de 2013. El último día de este año quedarán todavía obligaciones pendientes de pago por importe de 114.209 euros.
En el presupuesto correspondiente al próximo ejercicio se contempla una partida específica de 672.403 euros destinada a la iluminación pública de la ciudad. Una cuantía con la que se cubrirán tan solo parcialmente los gastos energéticos del Consistorio –previsiblemente los de mantenimiento–, estimados por el propio gobierno local en unos 2,5 millones de euros al año. La pretensión de reducir esta cifra llevó al equipo de Rey Varela a contratar una auditoría energética que determinase una serie de medidas de ahorro energético. La estimación del gobierno local pasa por rebajar al menos en 400.000 euros esa cuantía, tal como en su día anunció el entonces concejal del área, Pablo Cal.
Los populares preveían licitar, y así lo llegó a anunciar, el servicio energético del Ayuntamiento a finales del pasado verano con un contrato que vinculase el servicio de mantenimiento y el de iluminación pública. A menos de un mes para que remate el año todavía no se ha hecho público el pliego de las condiciones que regirán el anunciado acuerdo. Tampoco se concretaron esas medidas específicas a aplicar en el término municipal y que, en base a la mencionada auditoría energética, permitirán reducir considerablemente el gasto relativo tanto al suministro como al mantenimiento eléctrico en el concello ferrolano. El equipo de Rey Varela dispone todavía de año y medio de mandato para regularizar el actual sistema.
En uno de los últimos plenos municipales se aprobó una modificación de créditos por importe de 480.000 euros para hacer frente a pagos correspondientes al suministro eléctrico. Fue ésta una de varias realizadas a lo largo de los últimos meses para afrontar el pago de los gastos correspondientes al mencionado servicio. La práctica, ya más que habitual, fue nuevamente denunciada por el grupo municipal del PSOE, que incide en que el servicio se presta de un modo “completamente ilegal desde el año 2011”. Una normativa específica, según indicó el edil Ramón Veloso, obliga a los ayuntamientos desde hace varios años a licitar el servicio público de alumbrado. Por el momento, en Ferrol continúa prestándose sin contrato.

La licitación del suministro eléctrico del Concello acumula ya dos años y medio de retraso