Los socialistas dicen que el cambio fiscal beneficia al 10% de los ferrolanos

Rueda de Prensa del Paloma en el PSOE
|

La diputada ferrolana Paloma Rodríguez aseguró ayer en la ciudad que la reforma fiscal impulsada por el Gobierno central supone “un varapalo para as clases medias e traballadoras e para esta localidade”. Los socialistas ferrolanos aseguran que la normativa tan solo beneficiará al 10% de los vecinos del municipio, si bien al 80% no les supondrá mejora alguna y al 10% restante todavía se desconoce si resultará o no ventajosa porque, según apuntó la diputada en el Congreso, “todavía non temos os datos elaborados”.
Paloma Rodríguez acusó a los populares de “cargar contra os traballadores, quitándolles ás clases máis desfavorecidas, aos de abaixo, para darlles aos de arriba, facendo máis ricos aos ricos”, y denunció que “agora terán que tributar pola súa indemnización cando sexan despedidos”.
La reforma fiscal está diseñada, aseguró la diputada, “para a xente que ten máis cartos” y carece de efectos positivos, dijo, sobre la actividad económica, “porque vai haber menos cartos”.
Por su parte, José Ramón Ramos, integrante de la Ejecutiva local del PSOE, incidió en que los efectos serán todavía más devastadores en Ferrol, donde el consumo será todavía inferior debido a la crisis que atraviesa el sector naval y la elevada tasa de desempleo.
La reponsable de Organización de la Ejecutiva de los socialistas ferrolanos, Rosa Méndez, centró sus críticas en el gobierno local, al que acusó de vivir “nunha auténtica esquizofrenia entre o antigo e o actual”. Méndez aludió al respecto a actuaciones como el cambio de los bancos del barrio de A Magdalena; la última inversión realizada en la plaza de España o el Plan Especial de Ferrol Vello, “cun absoluto desleixo do antigo”, dijo, o la reforma del Hospicio sin disponer antes de un plan de usos del edificio.
“A cidade está completamente abandoada e precisa moitisimos investimentos en pavimentación, limpeza, iluminación.... Están derrochando diñeiro a mans cheas en cousas que non son necesarias”, subrayó Rosa Méndez.   n

Los socialistas dicen que el cambio fiscal beneficia al 10% de los ferrolanos