Aparece en Covas un cráneo incrustado en una roca entre otros huesos humanos

|

Los sucesivos temporales de estos últimos meses, en los que se registraron olas que llegaron a  alcanzar los diez metros de altura, dejaron al descubierto nuevos restos óseos en la playa de Covas, en la que en el mes de febrero aparecieron semienterrados varios huesos de un esqueleto humano.
El pasado viernes se realizó un nuevo hallazgo en una zona próxima a la anterior, consistente en un cráneo que se encontraba incrustado en el hueco de una roca, con su correspondiente dentadura, además de numerosos huesos más pequeños.
Una forense de la dirección del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) de Ferrol estuvo presente en la recogida de los restos óseos, que fue realizada por la Policía Científica de la Comisaría de Ferrol-Narón, para remitirlos al laboratorio de Verín, en el que desarrolla su actividad el antropólogo forense Fernando Serrulla, que se encarga también del hallazgo del pasado mes de febrero.
Según la información recogida al respecto, los huesos aparecieron en una zona muy batida por el mar y se encuentran en un  estado muy deteriorado, hasta el punto de que algunos se rompen con solo tocarlos.
De ahí que se estime que puedan datar de hace muchos años, cuestión que se podrá determinar con mayor precisión en el curso de la investigación y análisis del material recogido. El hecho de que apareciese una dentadura casi completa puede facilitar bastante el trabajo.

Aparece en Covas un cráneo incrustado en una roca entre otros huesos humanos