El gobierno espera ampliar este año la peatonalización a dos calles más

Calles María y Magdalena
|

Tras la controvertida decisión de ampliar la peatonalización de la calle Real, el gobierno está decidido a continuar con esta dinámica de favorecer un casco histórico libre de coches.
El alcalde confirmó ayer que para este año se espera que se pueda conseguir que las calles María y Magdalena sean peatonales en su totalidad 
Para lograr el consenso y la participación de los sectores afectados, mañana mismo está convocada una reunión con comerciantes y hosteleros para abordar este tema, siempre aspirando, explicó Suárez, “a unha mellor habitabilidade da cidade”. 
Paralelamente a la adopción de esta medida de prohibición de la circulación en estas dos calles, se pretende acometer la ordenanza de regulación de estacionamiento y la modificación de la de tráfico que tiene  que incluir estas dos peatonalizaciones. 
El alcalde también indicó que la supresión de estacionamientos en superficie no se tomará de un día para otro sino que se tienen en cuenta los estudios realizados y, en este sentido, considera que la oferta de aparcamientos subterráneos es suficiente –la nueva planificación de la plaza de Armas elimina el existente bajo este espacio–. Además, se está trabajando en la medida de rebaja de abonos en los parkings con la intervención del Concello y se fomentará la aplicación del plan de aparcamientos disuasorios de la Xunta de Galicia, que contempla uno en A Malata y otro en Caranza.
Esta medida está íntimamente ligada a la puesta en marcha de una nueva estructuración del plan de transporte metropolitano, ya que el bus sería un elemento básico para poder hacer uso de estos estacionamientos en las afueras de la ciudad.
El alcalde se refirió por tanto a que todavía está pendiente una reunión con la directora xeral de Mobilidade junto con los responsables municipales de Narón, Neda, Fene y Valdoviño con el fin de abordar el nuevo plan metropolitano, que afectaría al transporte tanto urbano como intermunicipal.

El gobierno espera ampliar este año la peatonalización a dos calles más