Fene incentiva la recuperación y promoción de su legado migratorio

Este bus de época se encargará de llevar a los pasajeros que decidan participar en la ruta por los puntos idianos de mayor interés
|

La emigración a América tuvo mucha incidencia en el concello de Fene. Esto se ve reflejado en el gran número de construcciones indianas existentes en sus diferentes parroquias. El fenómeno migratorio de la localidad se concentró fundamentalmente en las últimas décadas del siglo XIX y las tres primeras del siglo XX. Siendo el período de inicio de la Guerra Civil–dos primeras décadas del siglo XX– el de mayor intensidad de afluencia de emigrantes.
La motivación principal que llevaba a los lugareños a emigrar principalmente económica. Las estategías, no obstante, fueron diversas: algunos iban a conseguir una cantidad suficiente para poder solucionar alguna necesidad personal o familiar y, una vez logrado su objetivo, retornaban a su tierra; otros fueron y se quedaron allí, al no poder conseguir una situación económica favorable; pero, también fueron muchos los que hicieron fortuna y volvieron con ella a casa.
Estos fueron los denominados indianos, que construyeron nuevas viviendas familiares con unas características arquitectónicas que importaron de sus países de acogida en América.
Además, crearon sociedades de naturales de una determinada localidad– tales como la Sociedad de Instrucción Naturales de Fene o la Sociedad de Instrucción Hijos de Limodre– con el objetivo de mejorar las condiciones y calidad de vida de sus convecinos.
Una de las preocupaciones comunes de este tipo de entidades era la de favorecer las posibilidades de formación de los niños para que tuviesen un mejor porvenir que sus mayores. De esta manera, fueron configurandose una red de escuelas públicas, construidas gracias a la iniciativa de estas sociedades. Destacan en el municipio el Grupo Escolar Hijos de Limodre o la escuela Concepción Arenal, en la parroquia de Fene y la escuela Curros Enríquez, ubicada en la parroquia de Maniños.
Algunos emigrantes retornados también decidieron mejorar la vida social de sus vecinos, a la vez que montaban su proio negocio, optando por la construcción de cines y salones de baile. En general, eran edificaciones de estructura muy sencilla y con un amplio e iluminado espacio interior. Ejemplos de ello son el salón de Francisco Anca de Sillobre, el salón Antonio Luis Maceiras Abejera de Barallobre o el cine Adriano de Maniños.
Ruta
Para recuperar y dar a conocer todo este legado arquitectónico e histórico, el Concello de Fene organiza el próximo domingo 26, coincidiendo con la Festa do Pote, la primera edición de la “Ruta Indiana. Vén a Maniños”.
El edil de Promoción Turística, Juan José Franco, señaló que el objetivo de la iniciativa es permitir a la ciudadanía dar una vuelta al tiempo que conoce la historia indiana del municipio.
Esta actividad está incluída en el proyecto “Fene Mar Vivo”. Consiste en un recorrido por los puntos de mayor interés del legado indiano del municipio por medio de un itinerario guiado por el arquitecto Carlos Ardá. Asimismo, contará con recreaciones teatrales de las figuras del célebre don Adriano y su esposa.
Están previstas salidas a las 11.00 y a las 12.30 horas por la mañana, así como a las 16.00 y a las 17.30 horas por la tarde. Todas ellas finalizarán delante del local de la ACDR O Pote, donde se celebra su Fiesta do Pote. Además, los participantes disfrutarán de la ruta en un autobús de época.
Dado que las plazas son limitadas, todas aquellas personas que esten interesadas en asistir tienen que inscribirse en rede@fenevivo.gal o bien llamándo al número del Concello: 981 492 767.
Desde la concellería de Turismo de Fene esperan que este acto sirva de punto de arranque para muchas otras iniciativas de recuperación de la cultura indiana en la localidad. l

Fene incentiva la recuperación y promoción de su legado migratorio