Feijóo llama a la unidad política y la oposición le responde que su práctica dice lo contrario

feijóo lee su discurso desde la casa de rosalía de castro, en padrón
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pidió en su tradicional mensaje de Fin de Año unidad a las fuerzas políticas “para salir adelante antes y con más fuerza” de la crisis, aunque no parece que eso vaya a conseguirse. Y es que la oposición gallega coincidió en que el mensaje del presidente estaba “vacío de contenido”.

De hecho el portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, replicó a Feijóo que su apelación a la unidad de las fuerzas políticas frente a la crisis “hay que concretar para qué, porque el BNG no se sumará a una unidad para seguir empobreciendo a la mayoría de la sociedad en beneficio de una minoría”. Mientras que el portavoz parlamentario del PSdeG, Abel Losada, insistió en que “es un llamamiento vacío, que el presidente desmiente con hechos día tras día”.

“Feijóo –en opinión de Losada– pretende imponer una política muy conservadora, muy ideologizada y que no atiende a los problemas de los ciudadanos”. Mientras que Jorquera, aseveró que el presidente se olvida de las víctimas de las políticas neoliberales como los desahuciados o los afectados por las preferentes.

El dirigente gallego aseveró que leía su discurso desde la casa natal de Rosalía de Castro, en Padrón, para recordar que el próximo año se cumple el ciento cincuenta aniversario de Cantares Galegos y medio siglo de la instauración del Día das letras Galegas. A lo que Losada respondió la escritora nació en Compostela y concluyó que “es evidente que los recortes en cultura afectan al propio presidente de la Xunta”.

 

desde su responsabilidad

En su discurso Feijóo dijo que “todos podemos defender Galicia, cada uno desde sus responsabilidades” y agregó que su compromiso es “defender Galicia desde el Gobierno gallego”.

Expresó su esperanza de “poder hacerlo cada vez con más aportaciones, cada vez con más colaboración, del resto de las fuerzas políticas y especialmente del principal partido de la oposición”. Sin embargo, Losada vio este llamamiento “vacuo”, ya que “no se corresponde a la práctica política” de la Xunta y, en su opinión, no cumple con su obligación de dar solución a los problemas de los gallegos.

 

Demanda ciudadana

Feijóo consideró que “esa unidad” es demandada por los ciudadanos, por lo que confió en que en este 2013 se pueda alcanzar, para que Galicia “siga siendo un modelo en este campo, como ya lo es en otros ámbitos”.

“Igual que nos anticipamos en decisiones fundamentales para el futuro, como la eficiencia, la disciplina presupuestaria o la planificación, por qué no hacer de Galicia también un paradigma de unidad política”, dijo.

Feijóo hizo una especial referencia a los parados y les dijo que desea que sepan que “están presentes en todas y cada una de las decisiones que el Gobierno gallego adopta”. “Junto a ellos –agregó– libramos una lucha en la que contamos con la solidaridad de los que afortunadamente tenemos trabajo en estos tiempos difíciles” y dijo que “más pronto que tarde, entre todos, lograremos cambiar la situación”.

Subrayó que Galicia, en el exterior, es “una comunidad estable, con rumbo seguro y horizonte cierto, que camina al lado de España y Europa” y, dentro, “forma una gran familia unida por los problemas y por las soluciones”. “La galleguidad no es otra cosa que una mano tendida al gallego que tenemos a nuestro lado y a los que comparten con nosotros una misma visión del progreso y de la libertad”.

“Somos –dijo– la gran empresa y la multinacional que innova, que compite, que es fiable”.

Por su parte, la vicesecretaria del PPdeG, Marta Rodríguez Arias, destacó “el compromiso, el aliento y la esperanza” que ha transmitido el presidente

Feijóo llama a la unidad política y la oposición le responde que su práctica dice lo contrario