Pontón recuerda que el BNG ya advirtió a En Marea de que no podría tener grupo propio

|

La diputada del BNG Ana Pontón recordó ayer que su formación ya advirtió durante la campaña de que En Marea no podría tener grupo propio en base al Reglamento del Congreso, pero rechazó profundizar en este extremo y señaló que el trabajo de los nacionalistas ahora ha de ser recuperar el “apoyo social”.

Al ser preguntada sobre la constitución de las Cortes que tuvo lugar el miércoles, por primera vez en 20 años sin representación del Bloque, la parlamentaria resolvió que es “lo que decidieron los ciudadanos”, pero lamentó que “rompe con una tradición que fue de gran interés” para Galicia.

invisibilidad

“Permitió romper con la discriminación y la invisibilidad de los problemas y aspiraciones que tenemos como gallegos”, reivindicó la parlamentaria nacionalista, antes de abogar por “trabajar para que esto no se repita”. “Ésa es la dirección en la que estamos”, agregó.

En este sentido, Ana Pontón hizo hincapié en que toca “trabajar para que el nacionalismo tenga más apoyo social” y, con ello, “más presencia en el ámbito institucional”. “Esa es nuestra preocupación”, zanjó de ese modo las preguntas de los periodistas sobre la imposibilidad de En Marea de constituirse como grupo gallego. 

más dinero

Más duros con la candidatura de confluencia se mostraron los socialistas, así su portavoz parlamentario, José Luis Méndez Romeu, rechazó la “sorpresa” o el “escándalo” expresado por la dirección de Podemos y por los integrantes de En Marea ante la negativa de los socialistas a apoyar que las diferentes coaliciones territoriales de la formación morada puedan conformarse ahora como grupos independientes en el Congreso.

“Tenían plena conciencia de que la forma en que lo hacían vulneraba el funcionamiento de las Cortes”, subrayó el dirigente socialista en un almuerzo con periodistas, tras interpretar que el objetivo de formar distintos grupos es, por un lado, la “sobrerrepresentación” de la tercera fuerza parlamentaria y, por otro, “un incremento espectacular de la financiación”. “Esas trampas, en una Cámara, no son admisibles”, ha sentenciado.

Lo dijo después de que los representantes de En Marea condicionasen su apoyo a Patxi López para ser investido presidente del Congreso, algo que finalmente ocurrió con el apoyo de Ciudadanos, a que el PSOE respaldase su constitución como grupo.

Dicho esto, Méndez Romeu aludió al inicio de “un tiempo nuevo” marcado por “una cierta inestabilidad” y hizo votos por que pueda conformarse una mayoría de izquierdas que permita “revertir la política regresiva” impulsada por Mariano Rajoy a lo largo de los últimos cuatro años. Así, ha apelado a “actuar y no sobreactuar” para impedir la repetición de los comicios en mayo.

simbolismo

En referencia a la Constitución de las Cortes, advirtió de que “el simbolismo no hace leyes” y, por lo demás, ha aplaudido que el Congreso “refleje la realidad social” y “lo que es normal en la calle”. Eso sí, auguró una legislatura “colorida”. 

Mientras Podemos registraba ayer en el Senado la solicitud para formar grupo parlamentario propio con once parlamentarios, y planteó organizar otro diferente con doce senadores de las candidaturas autonómicas.

Dolors Pérez, senadora de Compromís, explicó a que la solicitud para tener este segundo grupo se presentará la semana que viene y estará firmada por los senadores vascos de Podemos y los de En Marea, Compromís-Podem, En Comú Podem y Catalunya Sí que es Pot.

Pontón recuerda que el BNG ya advirtió a En Marea de que no podría tener grupo propio