Candidatos de Podemos denuncian que el partido “no entró en el meollo” de las anomalías detectadas

|

Después de tres semanas de incertidumbre Podemos emitió ayer un comunicado de prensa en el que anunciaba la resolución de la Comisión Electoral para los procesos constituyentes territoriales del partido. Tal y como publicaba ayer este diario, la formación repetirá el proceso de votaciones “en un plazo no inferior a seis meses”, un período que según apuntaban ayer algunos de los aspirantes a la secretaría general del partido en Ferrol “contraviene los estatutos” de la mencionada formación. La resolución no es del total agrado de algunos de los aspirantes al cargo –para el que se postularon cuatro candidaturas–, que critican que llegue tarde y también el hecho de que sea “tibia” y “no entre en el meollo de la cuestión”. La visión no es generalizada y candidatos como Alberto Vila, de Claro que Podremos, manifestaron su “máximo respeto a la resolución”, incidiendo en la necesidad de “seguir trabajando porque esto no es un proceso de un mes ni dos, sino algo más global”.
Desde la formación explicaron que se detectaron anomalías que afectan a más de 200 inscripciones en la ciudad naval. “Tras un largo proceso de análisis de datos informáticos, la comisión ha dictaminado la invalidación del proceso llevado a cabo entre el 15 de diciembre y el 2 de enero y la repetición del mismo”, señalan en el comunicado.
Podemos apuntó además que los sistemas de alerta y control informático de los que dispone el portal de votación online del partido detectaron el pasado 30 de diciembre diversas anomalías en la votación para elegir a los órganos internos de dirección del partido en Ferrol. “Más de 200 inscripciones fueron realizadas de manera presuntamente fraudulenta, no acorde con los patrones de seguridad implementados por nuestro equipo informático”, aseguran. Y precisamente es en este apartado en el que algunos candidatos mostraron ayer su disconformidad con las medidas adoptadas, preguntándose si el partido no dispone de los medios suficientes “para saber por dónde vienen los tiros”. Parte de los afectados inciden en que sería conveniente saber de dónde proceden esas inscripciones irregulares y a qué candidatura afectan, para de este modo, indican, proceder a  invalidarla o, incluso, expulsarla del proceso.
El partido reconoce en el comunicado que de la investigación realizada puede concluirse que estas inscripciones realizadas en el proceso de votación “han podido alterar significativamente el resultado de la votación”. Por ello, señalan, la comisión decidió eliminar esas inscripciones consideradas fraudulentas e invalidar el proceso electoral, decisión que no comparten algunos candidatos.
Otra de las críticas realizadas es el modo en que se comunicó la decisión a los afectados, a través de un correo electrónico, sin ni siquiera realizar una llamada telefónica a los candidatos e interesarse por si tenían algo que decir. De todos modos, desde Podemos indicaron que contra la resolución de la Comisión Electoral para los Procesos Constituyentes Territoriales se puede recurrir ante la Comisión de Garantías Democráticas.

Candidatos de Podemos denuncian que el partido “no entró en el meollo” de las anomalías detectadas