Escuelas infantiles y los PAI dan el pistoletazo de salida al curso escolar

guardería a Galiña Azul Recimil
|

Si bien el pasado martes se iniciaba el curso en las 13 escuelas infantiles asociadas a Afesín, ayer fue el turno de las vinculadas a la red Galiña Azul que gestiona el Consorcio Galego de Benestar y las municipales, así como algunos Puntos de Atención á Infancia (PAI). Fue el caso del de Valdoviño donde los diez niños matriculados este curso –se redujo al 50% la oferta de plazas debido al contexto sanitario– iniciaron el período de adaptación en unas instalaciones que se adecuaron a la “era” Covid-19. Entrada escalonada entre las ocho y las diez, cambio de calzado y retirada de chaquetas y abrigos, que quedan fuera del centro, fueron algunas de las medidas adoptadas, a las que se sumó el control de temperatura.

El centro se proveyó de dispensadores de hidrogel y de papel –que sustituirá a las toallas y paños– y se incorporó un equipo de desinfección de juguetes, despejando al máximo el espacio de elementos, ya que tan sólo se mantienen aquellos que permiten una limpieza continua. El personal del PAI tendrá precisamente que compatibilizar el cuidado y enseñanza en el centro con estas labores, constantes.

Según señalaron desde el Concello también se potenciará este curso las actividades al aire libre para lo que se solicitó que los escolares acudan provistos de botas de agua y de abrigos, y cuando se trabaje en el interior se favorecerá la ventilación.

Con el fin de minimizar riesgos, las meriendas y el agua serán adquiridas por el Aula da Naturaleza-PAI y los portacomidas, que siguen poniéndolos las familias, son desinfectados a la entrada.

En San Sadurniño

Los que también se incorporaron ayer a las aulas fueron los 18 alumnos de la escuela infantil municipal de A Rolada, en San Sadurniño. Lo hicieron con un período de adaptación en el que acudieron a la escuela por turnos y en grupos reducidos.

A partir de la próxima semana las estancias se irán amoldando a las jornadas definidas en las matrículas, que en las últimas semanas sufrieron una mermar importante: de 26 niñas y niños con plaza, finalmente acudieron a la escuela 18, aunque se confía en que el número pueda recuperarse en las próximas semanas si la evolución de la pandemia es favorable, bien con incorporaciones ya previstas o con matrículas nuevas, según indicó el Concello. l

Escuelas infantiles y los PAI dan el pistoletazo de salida al curso escolar