Los soberanistas encaran la recta final para comenzar la legislatura

Elsa Artadi y Laura Borrás hablan con el diputado de la CUP Carles Riera en los pasillos del Parlament | aec
|

Representantes de JxCat, ERC, la CUP y el PDeCat se reunieron ayer por la tarde en el Parlament para acabar de perfilar los “flecos” del acuerdo de investidura que aseguran que podría cerrarse a lo largo de esta semana.
Así lo explicaron fuentes conocedoras de los contactos, después de que se hayan intensificado las conversaciones entre las partes para llegar a un acuerdo que, desde todos los grupos, desean que se cierre esta semana.
Hasta ahora el grueso de la negociación había recaído en las espaldas de JxCat y ERC, los dos principales partidos soberanistas en el Parlament, pero este lunes se han sumado representantes de la CUP y del PDeCat.

Dos actores más
La suma de estos dos últimos actores evidencia que las conversaciones avanzaron y que las cuatro partes están en disposición de dar su visto bueno, si bien aún falta sellar el acuerdo definitivo.
Por parte del PDeCat destacó la presencia del número dos de la formación, David Bonvehí; el partido forma parte de la candidatura de JxCat, que también incluye independientes, pero pese a ello no siempre defendieron las mismas posiciones.
Por parte de JxCat, en la reunión de este lunes han acudido Elsa Artadi, Josep Rull, Eduard Pujol y Pep Riera; por parte de ERC se vio a Sergi Sabriá y de la CUP a sus diputados Carles Riera, Maria Sirvent, Vidal Aragonés y Natália Sánchez.
Fuentes de JxCat explicaron que la voluntad es sellar un principio de acuerdo esta semana, y que el deseo es que se produzca antes del pleno del jueves que servirá para votar propuestas de resolución de todos los partidos para desencallar la investidura.
JxCat presentó en solitario una que busca reconocer la legitimad de Carles Puigdemont como presidente pese a que fue cesado con la entrada en vigor del artículo 155 de la Contitución.
Sabriá explicó que ven con buenos ojos la iniciativa de JxCat, entre otras cosas porque la trabajaron juntos pese a que luego la presentaran en solitario, y concluyó que no habrá problemas para aprobarla: “Estamos seguros de que nos podremos entender”.

Defender a Puigdemont
Con la resolución se busca defender la figura de Puigdemont, pero JxCat y ERC negocian que la investidura efectiva en Cataluña sea la de un candidato alternativo al presidente cesado, ya que de lo contrario se podría entrar en confrontación directa con el Tribunal Constitucional (TC).
ERC sigue insistiendo en que este acuerdo final tiene que ser global y debe incluir la investidura de un presidente; la configuración de un Govern “efectivo” y un plan de legislatura que satisfaga a todas las partes que negocian.

Los soberanistas encaran la recta final para comenzar la legislatura