Un derbi vibrante para iniciar la temporada

La confrontación dirimida en el pabellón de A Casqueira resultó igualada y contó con alternativas | Emilio Cortizas
|

Lo hizo después de múltiples alternativas en el marcador en un duelo en el que ambos conjuntos comenzaron titubeantes, tratando de calibrar las fuerzas propias y las de su oponente. Isma para los visitantes, con nueve puntos en ese cuarto; y un acertado perímetro para los locales compusieron un escenario que arrojó un parejo 16-15 al término de ese parcial inicial.


Los ferrolanos sufrieron mucho en el segundo cuarto, en el que no fueron capaces de anotar con fluidez y tampoco defensivamente estuvieron brillantes. Sin embargo, el Opticalia Eume no supo aprovechar estas facilidades y se marchó al descanso con una renta de apenas tres puntos que dejaba el partido totalmente abierto de cara a la segunda parte.


Aunque los eumeses estuvieron mejor en los compases iniciales tras la reanudación, el Costa Ártabra contuvo su arreón gracias a una mejoría defensiva y con Brais capitalizando su ataque, y ello propició que el partido entrase en el cuarto final con empate en el marcador.

Fue el Opticalia Eume el que golpeó primero y con algunas acciones de mérito se fue siete puntos arriba en el marcador. Pablo Rodríguez tocó diana con un tiempo muerto que cambió el devenir del juego. Así, de nuevo aplicándose con intensidad en defensa –mención especial a Brais y Cal– y con Pepe como bastión en ataque –anotó diez puntos en este periodo–, el Costa Ártabra le dio la vuelta al partido y logró sumar una, al final, victoria más holgada de lo que precedían los cuartos anteriores.

Un derbi vibrante para iniciar la temporada