Las obras del centro de salud de Ares avanzan tras la demolición del edificio antiguo

Las palas excavadoras trabajan estos días en la zona, ya muy despejada | daniel alexandre
|

Las obras de construcción del nuevo centro de salud de Ares avanzan a buen ritmo. Los trabajos se centran estos días en la retirada de los escombros de la demolición de la anterior construcción y el movimiento de tierras pertinente para asentar la nueva cimentación.

La actuación, iniciada a principios de abril, pretende la ampliación de las instalaciones que duplicarán su espacio y aumentarán sus servicios. Para ello no solo se ha aprovechado la parcela en la que anteriormente se asentaba el inmueble en el que se prestaba atención sanitaria a los vecinos, sino que se incorporará una parcela de otros 600 metros situada en la parte trasera cedida por el Concello a la Xunta.

Así, en la planta baja se habilitarán seis consultas, dos salas de espera, otra para las historias clínicas, toma de muestras y varios despachos. En el primer piso se situarán otras tres consultas, dos salas de enfermería, otro espacio para educación para la salud, un almacén y la consulta de la matrona. En total, la superficie construida ascenderá a 1.354 metros cuadrados de los que 1.174 serán útiles.

Los trabajos, ejecutados por la empresa Construcciones Ángel Jove cuentan con un presupuesto de 1,7 millones de euros y un plazo de ejecución de 15 meses por lo que deberían de estar concluidos en julio de 2018.

Las obras del centro de salud de Ares avanzan tras la demolición del edificio antiguo