El buen tiempo anima a locales y turistas a estrenar la temporada de playa en la comarca

A primera hora de la tarde algunos bañistas ya cogían sitio en Doniños | daniel alexandre
|

La presencia de turistas y de ferrolanos retornados por vacaciones ya ha comenzado a notarse desde viernes en las calles de Ferrol, que lucen más populosas que de costumbre. Una estampa que, gracias al buen tiempo con el que se ha iniciado la festividad, también se ha trasladado a los arenales de la comarca.

El Concello de Ferrol, en previsión de la benévola meteorología que acompañaría estos días de vacaciones ya puso en marcha la pasada semana un plan de limpieza de las principales playas –Doniños, Esmelle, San Xurxo y Pozos, especialmente– que se saldó con cientos de kilos de basura recogida.

Finalmente las expectativas se cumplieron este fin de semana que dejó dos calurosos días con temperaturas por encima de los 24 grados, a pesar de la bruma que asoló la costa a primera hora de la tarde del sábado. Ayer, ya desde por la mañana, numerosos usuarios se acercaron a darse el primer chapuzón del año, algunos de ellos pertrechados para pasar el día en el arenal.

Otros, que prefirieron compaginar los primeros actos de Semana Santa con los momentos de esparcimiento playero, fueron llegando a partir de las 15.00 horas, especialmente a la playa de Doniños, que fue la más concurrida este fin de semana. Otros arenales, como A Frouxeira o Pantín, también tuvieron su dosis de turistas y usuarios locales.

Además, las zonas aledañas de juego, los paseos costeros y los chiringuitos a lo largo de la costa presentaron un aspecto más propio del verano.

La oferta turística alternativa a los actos religiosos se han convertido en los últimos años en un verdadero acicate, especialmente si acompaña el buen tiempo como sucederá, previsiblemente, durante toda la semana.

Con la reserva hotelera completa en casi todos los concellos de la comarca, las playas, paseos y áreas recreativas de la zona seguirán abarrotadas, al menos, hasta el próximo sábado. l

El buen tiempo anima a locales y turistas a estrenar la temporada de playa en la comarca