Unos números que invitan al optimismo

fútbol entre el Racing y el Noja
|

El balance que hace el Racing de la primera vuelta es positivo y su mirada al futuro es, por eso,  más optimista. Echar un vistazo a las últimas temporadas en las que el equipo ferrolano jugó en Segunda B permite ver que, a estas alturas del campeonato, está a niveles similares a los de campañas que se saldaron con el ascenso a Segunda A. Por ejemplo, el cuadro verde cuenta en la actualidad con seis y dos puntos menos, respectivamente, de los que había sumado en las campañas 03/04  y 06/07, en las que subió a la categoría de plata nacional –incluso jugando dos partidos menos–. Mientras, supera los que tenía en los ejercicios en los que no logró clasificarse para la fase de ascenso y acabó descendiendo, respectivamente, en los que tenía tres y trece puntos menos que ahora.
Por eso, el conjunto de la ciudad naval observa el futuro con tranquilidad. No quiere pensar en luchar por el ascenso –“es un pelín prematuro para eso”, conviene el capitán Pablo Rey–, pero no descarta esa posibilidad –“no hay nada imposible; la categoría está muy igualada y la decisión de qué cuatro equipos van a estar arriba se resolverá por pequeños detalles”, adelanta Manu Barreiro–. De ahí que la preocupación de ambos es seguir en la dinámica actual para intentar repetir lo hecho en la primera. “Va a ser difícil, pero tenemos que ser ambiciosos”, dice el ferrolano.
El ariete compostelano, por su parte, se queda con que “si estamos a nuestro nivel le podemos a ganar a cualquiera”, como ha demostrado el Racing a lo largo de una primera vuelta en la que únicamente la Sociedad Deportiva Logroñés se ha mostrado superior al conjunto entrenado por José Manuel Aira. “Se nos tiene que exigir... lo que nosotros podamos”, manifiesta el goleador racinguista, que contempla el futuro de formar positiva con la intención de mejorar para quedarse en las plazas de promoción.

Unos números que invitan al optimismo