La UDC acondiciona el interior de la nueva residencia universitaria pública

edificio soutomaior
|

El próximo mes de septiembre, la primera residencia universitaria pública del campus de Ferrol y también de la Universidade da Coruña abrirá sus puertas para acoger a los que serán los primeros usuarios de un servicio que desde hace tantos años se viene reclamando en la ciudad naval.
Para que todo esté a punto en el inicio del nuevo curso académico, la institución herculina ya se ha puesto manos a la obra para adaptar el edificio en el que antiguamente se ubicaba el centro de menores Soutomaior –situado en la calle Sánchez Barcáiztegui– a sus nuevos usos como alojamiento universitario.
De hecho, ya están en marcha, y “bastante avanzados”, según se informó desde la propia universidad, los pequeños trabajos de acondicionamiento de la infraestructura, consistentes básicamente en la reparación de pequeños deterioros y otras actuaciones de escasa consideración.
Lo más importante, explicó la propia vicerrectora de Planificación Económica e Infraestruturas da UDC, Amalia Blanco, es que la institución académica, a través del Servicio de Arquitectura y Urbanismo, ha encargado ya el mobiliario básico para las estancias comunes y las 19 habitaciones –16 individuales y tres dobles– de las que dispondrá la residencia. Cada cuarto –todos disponen ya de armarios empotrados– será dotado con una cama, una silla y una mesa de escritorio.

zonas comunes
En lo que respecta a las zonas comunes, unas contarán con sofás y mesas de estudio, mientras que las destinadas a lavandería y cocina tendrán los correspondientes electrodomésticos. En concreto, la UDC ha adquirido dos lavadoras, otras tantas secadoras, varios microondas, alguna placa de vitrocerámica y un par de neveras grandes.
También se llevarán a cabo las actuaciones necesarias para que la residencia tenga wifi y sistemas de acceso –de lo que se encarga el Vicerrectorado de Títulos, Calidad y Nuevas Tecnologías– e incluso se está estudiando la posibilidad, según fuentes universitarias, de habilitar un pequeño espacio con algún equipamiento para la práctica deportiva, como podrían ser bicicletas estáticas, por ejemplo.
El mobiliario, que ya sido encargado, podría ser colocado en la residencia a lo largo de esta  primera quincena de agosto, según los planes de la propia universidad.
Y es que el objetivo, aseguró Amalia Blanco, es que todo esté listo el próximo 8 de septiembre,  día en el que los estudiantes que finalmente resulten beneficiarios del servicio pueden empezar a hacer uso del mismo.

solicitudes
Como ya se informó en su momento, tras el primer plazo de presentación de solicitudes para acceder a una de las 22 plazas del alojamiento universitario –y que concluyó el pasado día 22– se han reservado algunas plazas para los alumnos que se presentarán a las pruebas de acceso a la universidad en el mes de septiembre.

La UDC acondiciona el interior de la nueva residencia universitaria pública